La búsqueda de ‘Memo’ Vázquez

Ante la crisis ofensiva, el entrenador de Pumas se plantea un reajuste en esta zona; sus opciones se reducen con el bajo rendimiento de los refuerzos

Ciudad de México

Con tres derrotas en fila, cuatro en lo que va del semestre, Pumas atraviesa un momento complicado bajo el mando de Guillermo Vázquez. A los universitarios les ha faltado certeza en la zona de definición y goles a sus atacantes. Como lo exhibió ante el América, el cuadro del

Pedregal genera peligro, crea llegadas al arco rival, pero la puntería, el toque exacto para inaugurar marcadores, no se encuentra de su lado.

Los delanteros del equipo no atraviesan buen momento. Eduardo Herrera, desesperado, apenas registra dos tantos en siete jornadas, mientras que Ismael Sosa lleva tres, en seis duelos de Liga. La sequía se impone al aparato ofensivo y la zaga de Universidad es de las más goleadas en la competencia.


La defensa ha recibido 13 tantos y el equilibrio parece estar lejos del desempeño del club, que este in de semana enfrenta a los Tigres de Ricardo Ferretti. Ante este panorama adverso y con la calentura de la derrota contra las Águilas del América, Memo habló duro el domingo, en conferencia de prensa; el timonel dijo que estudiaría la posibilidad de realizar rotación en el aparato ofensivo, pero la realidad indica que existe un plantel limitado, hay posiciones que difícilmente sufrirán cambios para este sábado, en la cancha del Volcán: "La rotación (en el ataque) es un tema que tendremos que analizar.

Tuvimos llegadas, generamos oportunidades, pero nos faltó meterla. Ya veremos durante la semana", expuso el timonel.

“Nos queda levantar la cara y asumir como hombres lo que hasta ahora hemos hecho”


Desde la ausencia de Daniel Ludueña (recuperándose de una operación en el quinto metatarsiano), el equipo ha perdido el balón del mediocampo para adelante; hasta ahora, Vázquez Herrera no ha encontrado el jugador que le de calma a la esférica y le brinde a sus atacantes el tiempo suficiente para recibir, acomodarse y definir de mejor manera. En CU extrañan a su '10'.

LAS OPCIONES

Fiel a su costumbre y desde la baja del Hachita, Memo le dio a Ismael Sosa la responsabilidad de la creación. El Chuco es un jugador desequilibrante y que tiene el olfato de gol desarrollado desde su formación en Independiente de Avellaneda, en Argentina, pero suma tres encuentros sin pesar a favor de su escuadra. Con la adversidad actual, el despertar del mediapunta podría beneficiarle también a Eduardo Herrera, su dupla en el ataque y así retomar lo que en el comienzo del torneo parecía una sociedad prolífica para Pumas. En lo que va de competencia, Vázquez solo le ha sustituido por la expulsión que sufrió ante Atlas y su lugar lo ocupó Alfonso Nieto.

“Tengo que seguir enfocado en buscar una solución para que cambie el presente”

GUILLERMO VÁZQUEZ
Entrenador de Pumas

Los costados son otro tema pendiente en Universidad. Por las bandas, el estratega de Pumas ha sufrido más de la cuenta. Jonathan Ramis no está en plenas condiciones físicas y su adaptación ha sido lenta, por lo que en la parcela derecha ha tenido que echar mano de Javier Cortés, a veces también reconvertido en lateral e incluso del canterano Omar Islas. Por el lado izquierdo, Dante López es un obrero, un jugador que estira el campo, pero que falla en el último toque, pese a suplir con entrega algunas deficiencias técnicas. El suplente natural del paraguayo es Jesús Gallardo, otro elemento de casa, ya con minutos en el máximo circuito.


La Cantera es una posibilidad para Memo. Gallardo e Islas son prospectos para ocupar plazas ofensivas en caso de que lo requiera el entrenador; juventud, velocidad, dinámica y hambre, sus cartas de presentación. Vázquez confía en ambos. "Los chavos tienen que entender el momento del equipo y adaptarse a lo que está pasando", comentó después del encuentro contra León el timonel auriazul.

Las opciones se reducen aún más en cuanto al eje de ataque del cuadro universitario. Si bien Eduardo Herrera padece de una crisis goleadora, su único suplente, Matías Britos, acumula escasas semanas de recuperación, después de una lesión (espalda baja) que lo mantuvo inactivo por poco más de dos meses. Así, la rotación de la que habló Vázquez, se asimila más con un reajuste, quizás un par de movimientos contra Tigres.

"Tengo que seguir enfocado en trabajar con el grupo y buscar la mejoría, una solución para que cambie la situación actual. Ahora, nos queda levantar la cara y asumir como hombres lo que hemos hecho mal. Por entrega y lucha no puedo recriminarle nada a mis jugadores", determinó el estratega azul y oro este domingo.

El panorama es desalentador y la crisis podría agravarse en el norte del país, cuando se enfrente al Tuca. La búsqueda de Memo definirá el futuro del equipo.