“Ni cómo defenderme”: Ares de Parga

El presidente de Pumas, Rodrigo Ares de Parga, asume el penoso momento que vive el club, aunque explica las razones que contribuyeron a ello

Rodrigo Ares de Parga, presidente del Patronato en Pumas
Rodrigo Ares de Parga, presidente del Patronato en Pumas (Imago7)

Ciudad de México

El tropiezo de un proyecto a mediano plazo y no crisis es como se toma en el Club Universidad la marcha del equipo de la Primera División en el Apertura, un momento difícil que explica para La Afición el presidente del Patronato, Rodrigo Ares de Parga.

"Es una vergüenza llevar seis puntos, ni cómo defenderme, pero también es una vergüenza que no queramos sacar técnicos mexicanos. ¿Pero entonces es lo único que cuenta, el rendimiento general? ¿O cuenta que empiezan a salir los canteranos? Tenemos muy buenos jugadores, lo que no hemos podido (hacer) es que nuestros siete extranjeros arropen a nuestros jugadores, en gran medida por lesiones o por baja de nivel, pero sí hay un proyecto; los proyectos no son a corto plazo y el futbol mexicano necesita gente que piense en el mediano plazo".

Y agrega: "El primer torneo (Apertura 2016) fue bueno, con 27 puntos, en el segundo íbamos en tercer lugar en la fecha 10, pero tuvimos tres o cuatro lesiones enormes, la de Pablo Barrera, que era un motor para nosotros, más importante que Nicolás Castillo. La segunda lesión es la de Nico; la tercera, Gerardo Alcoba. Tengo una columna vertebral y se me lesionan tres de mis cuatro de esa columna".

¿Qué no está funcionando en Pumas?

"No están funcionando dos o tres cosas: las lesiones no han hecho que tengamos continuidad y los malos momentos de jugadores. Llevo muchas lesiones, Castillo va en su cuarta lesión, (Mauro) Formica ha jugado 80 minutos de Liga; cuando Bryan Rabello empieza a levantar, (surge) un esguince, (Gerardo) Alcoba lleva en el último año la mitad de la temporada fuera, y Pablo Barrera, que era mi contratación estrella. Contra eso no hay nada qué hacer y hemos tenido mala suerte, pero uno no puede justificarse con la mala suerte, porque los clubes que somos más pobres de qué tamaño es nuestro plantel, más chiquito; al Tuca se le lesiona Gignac y lo peor que le puede pasar es que tenga que meter a Sosa o (Eduardo) Vargas como centros delanteros, o (Enner) Valencia".

¿Cuál es la solución inmediata?

"Es muy fácil: la única solución es ganar. El día que ganemos el equipo va a volver a cambiar su cara. Tenemos que ganar, con un partido que ganemos cambia la vida. Si yo me tengo que ir, me voy; aquí no cobro, lo hago por gusto, no cobro un centavo, pero a cambio de eso estoy feliz que mis chavos de 13 años les llega la ropa a tiempo, que los Sub 17 y Sub 20 ya no van a Tijuana o Torreón en camión, van en avión".

¿El próximo torneo: cambios o continuidad?

"¿Voy a acabar el torneo con 25 puntos? Si acabo con 25 puntos no le voy a mover. Si acabo mal, ya veré qué hago. Si me preguntas si estoy viendo cuáles son mis posibilidades, por supuesto. No me estoy quedando con los ojos cerrados".

De la posibilidad de haber nombrado como técnico al mexicano David Patiño, en lugar de Sergio Egea, directivo antes de la salida de Paco Palencia, el presidente Ares de Parga comenta: "Lo pensamos, pero (Sergio) Egea tiene mucha experiencia; Patiño nunca ha manejado Primera División; creímos que era la mejor. Es una decisión de gustos. Por supuesto que Patiño era una opción".