El nuevo reto de Silvio

Torales representa un revulsivo en Pumas, una opción para cambiar el curso de cualquier partido; el domingo, le bastaron unos minutos para mostrar su valía

Silvio Torales estuvo participativo en su debut
Silvio Torales estuvo participativo en su debut (Mexsport)

Ciudad de México

Silvio Torales ya siente los colores de Pumas, a pesar de solo acumular 33 minutos en el terreno de juego. El contención paraguayo ingresó en el segundo tiempo del partido contra Querétaro y le cambió la cara al aparato ofensivo de Universidad. Con el guaraní en el mediocampo, los auriazules recuperaron el balón, se lo quitaron a los Gallos, tuvieron claridad y los delanteros fueron abastecidos de balones que los dejaron en una mejor posición. En resumen, Torales significó el revulsivo que los locales necesitaban; incluso, estuvo cerca de marcar, pero su disparo se estrelló en el poste derecho de Víctor Hernández.

“Pienso que fue un buen debut, tuve una participación aceptable y traté de ayudar al equipo desde que entré a la cancha. Fue una lástima que me perdiera la oportunidad de meter gol, pero traté de entregarme y cumplir con lo que quería el entrenador.

Me sentí bastante bien con los compañeros; al principio me costó la altura, pero luego me aclimaté.

Creo que sirvió que entrara y se relejó en la cancha”, dijo en la zona mixta el contención sudamericano, sobre sus primeros minutos como jugador de Pumas.

Con el desempeño general que tuvo Universidad y las metas a cumplir para el Clausura 2015, Silvio Torales piensa en grande y no se achica a la hora de hablar de los objetivos en este semestre; aunque no menciona la consecución del título, el paraguayo desea cosechar triunfos, incrementar el nivel del juego colectivo en la institución y se pone a disposición de Guillermo Vázquez.

“Veo bien al equipo, creo que podemos mejorar mucho en lo que resta del torneo, para cumplir con lo que necesitamos, con los objetivos, con lo que desea la afición. Pumas está para grandes cosas en la Liga y se irá viendo en el desempeño del club. Estoy recuperado del desgarre que sucedió la semana pasada; será decisión del entrenador, pero ya voy estar al cien por ciento para la siguiente semana, para ser considerado”, advirtió el nuevo ‘6’ del Pedregal.

Aunque se formó en la filas del Nacional de Paraguay, club con el que incluso alcanzó la final de la Copa Libertadores el año pasado, Torales valora la oportunidad que ahora tiene de trascender con Pumas. A su llegada al Distrito Federal, a principios de diciembre pasado, el volante confesó su sentir con el fichaje que lo enroló por cuatro años al balompié nacional. Silvio ve en la escuadra felina, el escenario idóneo para consagrarse como un futbolista de nivel internacional.

“Pumas es un equipo grande de México y no dudé en venir cuando se me presentó la opción. Quiero aportarle mi mejor futbol, una versión de lo que sé dar en la cancha y entregarme al máximo.

Este club representa el reto más importante de mi carrera y quiero aprovechar la vitrina para hacer las cosas de la mejor forma. Voy a entregarme desde el primer minuto”, precisó el paraguayo a su arribo a la capital del país