Alejandro Palacios, una convocatoria tardía

Con 34 años de edad, el arquero de Pumas recibe su primera oportunidad de vestir la casaca de la selección mexicana

Alejandro Palacios, portero de Pumas
Alejandro Palacios, portero de Pumas (Mexsport)

Ciudad de México

Pasaron 14 mil 254 minutos en Primera División y alrededor de 535 atajadas para que Miguel Alejandro Palacios recibiera su primera oportunidad en la selección mexicana, una convocatoria que pareciera llegar muy tarde en la carrera del arquero de Pumas, quien el próximo mes estará cumpliendo 35 años de edad.

Finalmente Juan Carlos Osorio se decantó por el meta oriundo de la Ciudad de México para acompañar a Jesús Corona de cara al choque que el Tri sostendrá frente a Senegal el próximo miércoles, 10 de febrero.

Palacios Redorta comienza apenas a hacerse un nombre entre los arqueros de antaño en la Liga MX, sumando apenas su quinto año como titular en la escuadra dirigida por Guillermo Vázquez, sin embargo lleva trece temporadas ligado al club en donde tuvo que aguardar pacientemente para poder adueñarse del arco auriazul.

Debutado a los 22 años en el Clausura 2003, se volvió maduro en el banquillo de suplentes, donde solo algunos duelos de Concacaf Liga de Campeones y las lesiones del entonces titular Sergio Bernal, le permitieron acumular minutos con el primer equipo.

Para el Clausura 2011, certamen en el que asume la responsabilidad del arco felino, cargaba ya con 30 años en sus guantes, pero no desentonó, fue clave en la obtención del título de esa campaña pese a algunas pifias que pusieron en tela de juicio su capacidad.

Hoy por hoy, el solo pronunciarse a favor de una convocatoria del hermano gemelo de Marco Palacios a la portería del Tri, genera un intenso debate entre sus defensores y detractores. Lo cierto es que pese a los años que tuvo que comer banca, pocos arqueros vigentes en nuestro balompié presumen cuatro títulos de liga.

Con buen resorte y grandiosos reflejos como sus principales argumentos, el nombre de Alejandro Palacios aparece por vez primera en una lista para la selección mexicana; a dos años de Rusia 2018 y con las eliminatorias en puerta, luce lejana pero no imposible la posibilidad de hacerse de un lugar entre los consentidos de Osorio.