Defensa de Pumas es la más goleada en cinco años

Con 13 dianas recibidas en apenas siete fechas disputadas, la zaga de Pumas igualó números que no registraba desde el Apertura 2009, en las mismas instancias; hoy enfrentan a Tigres

Darío Verón y Gerardo Alcoba, líderes de la zaga universitaria, no han podido hacer un buen papel en este certamen
Darío Verón y Gerardo Alcoba, líderes de la zaga universitaria, no han podido hacer un buen papel en este certamen (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Para el Clausura 2015, la directiva de Pumas reforzó la defensa, y de esa misma línea se marchó Marco Palacios, veterano central criticado muchas veces por sus limitaciones técnicas. Para suplirlo llegó el uruguayo Gerardo Alcoba, quien ha tratado ser el complemento perfecto de Darío Verón. Luego de siete fechas transcurridas en el torneo, ninguna de las expectativas se ha cumplido. La zona baja de los auriazules es una de las más goleadas y ha igualado números que hace cinco años no se vislumbraban. 

Fue en el Apertura 2009, cuando dirigidos por Ricardo Ferretti, los Pumas permitieron la misma cantidad de goles que ahora les  han convertido. Tuvieron que pasar once certámenes cortos para que estas cifras volvieran a ser una realidad con la escuadra del Pedregal. Como aquella vez, la zaga vivía una renovación, en la que Darío Verón y Marco Palacios eran los hombres de mayor experiencia; tenía poco que Joaquín Beltrán se había marchado y jóvenes como Efraín Velarde o Luis Fuentes apenas se estaban afianzando. 

Pese a aquellos adversos antecedentes, de nuevo, la primera línea es la más endeble del equipo. Con Guillermo Vázquez en el banquillo, ni Verón, ni Alcoba, Fuentes o Josecarlos Van Rankin, son solución para evitar las contantes anotaciones rivales.  "No estamos bien, tenemos bastantes limitaciones con respecto a la cantidad de goles que hemos recibido. El embudo de errores se va afinando y eso me da esperanza de que todo se puede mejorar tarde o temprano. Todos estamos comprometidos, si no fuera por eso no estaría aquí dando la cara", advirtió apenas Alcoba esta semana. 

Complejo inicio

Para este torneo, debido a la baja por lesión de Alejandro Palacios, la titularidad en la portería de Pumas le fue otorgada a Alfredo Saldívar, joven guardameta de extracción azul y oro, con condiciones bajo los tres postes, pero que ha sufrido más de la cuenta gracias al número de anotaciones que le han encajado a lo largo del semestre; pese a lo negro del panorama, no pierde la esperanza de revertir el mal comienzo del certamen.   

“No es una situación fácil la que estamos viviendo, tenemos que aprovechar que este fin de semana tenemos otra oportunidad de revertir lo que ha pasado; los resultados no nos están acompañando, ya queda poco margen de error. Somos una de la peores ofensivas, hay muchas cosas que tenemos que mejorar”, advirtió el cancerbero auriazul.