Los pecados puma

Con tres descalabros al hilo, Universidad vive el momento más complejo; las formas propiciaron la baja de Mario Trejo, mientras que la continuidad del DT pende de un hilo y el funcionamiento no encuentra su mejor versión

Pumas no camina en el A14
Pumas no camina en el A14 (Mexsport)

Ciudad de México

Desde hace cinco años, Pumas no vivía una situación como la que actualmente atraviesa. El cuadro de José Luis Trejo agudizó su crisis sumándole una derrota más a las dos que ya tenía en fila este domingo. La última ocasión que un escenario tan adverso se había suscitado en el Pedregal, Ricardo Ferretti dirigía a la institución. El Tuca sumó cinco derrotas consecutivas en el Apertura 2009, y la afición, como ahora, se encontraba en descontento con las formas y el desempeño de su escuadra.

37% DE EFECTIVIDAD mantiene José Luis Trejo al frente de Pumas; el entrenador llegó al banquillo auriazul a mediados del Apertura 2013.

Sin embargo, aunque hay similitud en el tortuoso andar, Ferretti se encontró con la mala racha luego de hacer campeón a Universidad, un torneo antes, y la directiva creía en su proyecto, pues pese a las quejas de los fanáticos, el reciente título del Clausura 2009 amortiguaba los golpes en la cancha.

En el vestidor, los elementos experimentados daban la cara por su técnico y se comprometían con revertir su presente: "Estaríamos en crisis si el equipo no se entregara en la cancha, pero a pesar de las derrotas, aquí nos seguimos matando por levantarnos y volver a estar bien", señalaba Leandro Augusto, uno de los pilares de Ferretti, a principios de septiembre de aquel año.

114 DÍAS acumula Pumas en Ciudad Universitaria sin conocer el triunfo; el 20 de abril, la última vez que ganaron en el Pedregal.


Hoy, José Luis Trejo no solo se encuentra atormentado con el repudio de la afición, debido a que no gusta que no sea un DT surgido en la cantera, contrario al Tuca. Aunado a los rechazos y constantes quejas de la tribuna, el domingo Mario Trejo, el vicepresidente deportivo del club, que respaldó al timonel en momentos menos complicados, anunció que no seguirá en su puesto después del encuentro contra León, el próximo jueves. Al parecer, la confianza se extinguió al proceso actual por parte de los altos mandos y el dirigente tiró la toalla: "Entiendo que existe negatividad de la prensa y la afición cuando hay malos resultados, pero cuando esto se traslada al vestidor, seguir es complicado", apuntó el directivo después de la derrota contra el Atlas.

CON ESCASA EFECTIVIDAD

Ni los experimentos en el timón, con Joaquín del Olmo, Mario Carrillo y Antonio Torres Servín, arrojaron los números de José Luis Trejo. El entrenador registra 36 puntos obtenidos de 96 posibles, en sus 32 encuentros al frente de los Pumas. La efectividad de la gestión de José Luis coloca en tela de juicio su continuidad al frente de los universitarios, y en el reglón táctico, el estratega no ha podido revertir las críticas y dudas hacia su trabajo.

Los refuerzos que llegaron para el Apertura 2014 no han terminado de funcionar. Matías Britos arribó a CU para cubrir la baja de Martín Bravo, pero la irrupción del uruguayo no ha tenido el mismo efecto que el del argentino, ahora en León, donde no encuentra su mejor nivel. Eduardo Herrera, que regresó a la institución después de un año en Santos Laguna, no goza de la confianza del entrenador, pese a generar goles en la Copa MX y Francisco Dutari todavía no se aclimata a la altura de la Ciudad de México, por lo que todavía no debuta en la Liga.

NO TODO ES NEGATIVO

Para Ariel González, preparador físico de la escuadra universitaria, el mal momento de Pumas no atraviesa por el tenor físico, al contrario. El entrenador consideró que en este aspecto el cuadro auriazul "está perfecto".

"El equipo no ha parado de trabajar en ningún momento, están en un nivel altísimo en lo físico; estamos fuertes, pese a todo lo que ha pasado", comentó.

HAY CONCIENCIA

Aun cuando la situación es compleja, en el equipo, los referentes se muestran empáticos con la crisis de resultados y dijeron que comprenden la molestia de la afición; se sienten en deuda:

"Nosotros podemos revertir la situación, somos los únicos que podemos; le pedimos disculpas a la afición", dijo Ludueña.