El otro frente de Pumas

Mientras el primer equipo se debate entre la Libertadores y su pase a la Liguilla, la Segunda División de Universidad está a 90 minutos del título

Pumas jugará en CU la final de la Segunda División
Pumas jugará en CU la final de la Segunda División (Segunda División y Club Universidad)

Ciudad de México

Pumas ha tenido un semestre irregular en el Clausura 2016, donde hace una semana, por la derrota frente a Querétaro, complicó su pase a la Liguilla. Hoy, Universidad depende del resultado del encuentro entre Cruz Azul y Tigres, además de vencer al América el domingo, para avanzar a la fase final. Sin embargo, los felinos de la Segunda División Premier tendrán una oportunidad de darle alegría a su gente. Este sábado, el escuadrón de esta categoría juega la final de vuelta (1-1 global), ante Chivas, en el Olímpico Universitario.

"Estamos entusiasmados con el proyecto de Segunda, los jugadores que están en esa categoría son los más adelantados en el camino para llegar al primer equipo. La final demuestra que hay buen nivel en el grupo; es un nivel similar al que se tenía en el antiguo Torneo de Reservas. Llegar a esta instancia quiere decir que los síntomas son buenos, que el nivel es aceptable", refirió José Luis Arce, director de Fuerzas Básicas de Pumas.

Dirigidos por Raúl Alpízar, estos prospectos consiguieron 31 puntos durante las 15 fechas de la fase regular y en la Liguilla, primero, despacharon a Cruz Azul por 4-3, en serie a dos encuentros, para que en las semifinales lograran ante Tigres, con un 5-3 en 180 minutos, el boleto a la antesala del título. De momento, en la Final de ida, en Guadalajara, con tanto de Kevin Escamilla, el capitán, en La Cantera se ilusionan con la nueva generación protagonista.

"Con estos resultados, esperamos, desde luego, que en algún momento todos estos chicos tengan una oportunidad en el primer equipo. Ellos han hecho lo propio. Es importante, sin importar los títulos, que el futbolista se vaya curtiendo según las exigencias de su talento. La formación es prioridad", refirió Arce.

Y es que, pese a ser una división mermada por carencias, la Segunda pule como pocas categorías el talento de incipientes futbolistas con ganas de saltar al primer equipo. Esto sucede en Pumas y José Luis Arce avala la teoría: "Hay un nivel más real al de la Sub 20. Aquí no solo enfrentas equipos con límite de edad, también, sinodales que tienen derecho al ascenso. Este año hubo jugadores hasta los 25 o 26 años; nosotros, sin embargo, hemos mantenido una línea de edad baja, con jóvenes que oscilan entre los 20 o 22 años".

RESURGIMIENTO

Desde su llegada al Pedregal (septiembre de 2014) como el encargado de alimentar La Cantera y supervisar la formación de las próximas generaciones, Arce ha navegado con bandera de identidad; sabe que durante los años anteriores a su gestión, parte de la mística de Universidad, esa relación con sus futbolistas surgidos de las entrañas se extravió, pero confía en que esto se ha ido recobrando.

"La esencia de Pumas no se ha perdido, y nosotros hemos tratado de recuperar algunos conceptos. En La Cantera el objetivo es formativo, no títulos; aunque, conforme se va creciendo, las exigencias aumentan. Aquí tienen que acostumbrarse a ganar, porque representan a un equipo importante".

En los casi dos años de su trabajo, Guillermo Vázquez y su cuerpo técnico han echado mano, de distintas divisiones, de seis canteranos para debutar en Primera División y aunque en este 2016 su actividad ha sido mínima, en las categorías con límite de edad, así como la Segunda, se mantiene el rigor del día a día, la disciplina por cumplir con una formación integral.

"Si el jugador pierde la ilusión, lo ha perdido todo, al igual que la confianza. El club debe generar confianza para que, poco a poco, los chicos vayan madurando. Nosotros ponemos las armas necesarias, el escenario, pero el jugador debe estar preparado. Las críticas o excesivos halagos son malos".