Mantienen la esperanza

Pilares de Pumas consideran que lograrán revertir la inestabilidad y conquistarán dos victorias en sus últimos dos encuentros del certamen

Daniel Ludueña, mediocampista de Pumas
Daniel Ludueña, mediocampista de Pumas (Mexsport)

Ciudad de México

Con tres empates en fila, después de igualar sin goles ante Veracruz el domingo, y a falta de dos encuentros para definir el futuro de Pumas en el Apertura 2014, un par de los líderes del vestidor y pilares en el terreno de juego de Universidad consideraron que todavía mantienen las posibilidades de encontrar un boleto que los lleve a la Liguilla sin tener que esperar resultados externos.

Con 18 puntos conseguidos en 15 jornadas, la continuidad en la fase final del certamen para los de azul y oro depende de ganarle sí o sí a Cruz Azul y Monterrey, en las siguientes dos fechas del certamen.

"Sabíamos que contra Veracruz nos jugábamos mucho. Eran tres puntos importantes. Lamentablemente no se dio la victoria y ahora dependemos de otros resultados, pero también de nosotros. Este es un equipo que no va a bajar los brazos. Va a pelear hasta el final del torneo y ojalá podamos estar allá adentro (en la Liguilla), vamos a intentar ganar los partidos que nos quedan; sabemos que son rivales complicados los que vienen (Cruz Azul y Monterrey)", destacó Daniel Ludueña tras la igualada en Ciudad Universitaria.

“Este es un equipo que no va a bajar los brazos. Va a pelear hasta el final del torneo”

DANIEL LUDUEÑA
Mediocampista de Pumas

Pese a que el cuadro del Pedregal no consiguió el triunfo, aunque fue superior contra Veracruz por varios lapsos del cotejo ante los escualos manteniendo superioridad en número de llegadas al arco rival de Melitón Hernández, Darío Verón, capitán auriazul, destacó la actitud de sus compañeros y la vehemencia por ir al frente reiteradas ocasiones; el zaguero guaraní determinó, y coincidió con Ludueña, que el pase a la Liguilla es una posibilidad para Pumas, sin importar que el siguiente encuentro se defina en casa de La Máquina dirigida por Luis Fernando Tena.

"El equipo intentó los noventa minutos por hacerse presente, por luchar, por salir adelante, por conseguir la victoria, pero el rival se encerró atrás. Mantuvimos el orden durante los noventa minutos pero no logramos concretar al frente. Considero que todavía hay chance de luchar hasta el final. El futbol mexicano es uno de los más parejos y sí se puede (ganarle a Cruz Azul). Sigue apoyarnos entre nosotros y así sacar la victoria en el Azul. No se pudo otra vez en casa. Pero estamos enfocados en conquistar los tres puntos contra Cruz Azul", dijo Verón Maldonado.

PIDE APOYO DE LA AFICIÓN

Más allá de hablar de una superioridad en lo que a lo futbolístico se refiere, Darío Verón espera que sea el apoyo de la afición puma lo que se sienta en la cancha del recinto de la colonia Nochebuena este sábado y que funja como el factor a favor de los universitarios contra su siguiente sinodal.

EL 20 DE NOVIEMBRE del 2010 se registró la más reciente victoria de Pumas ante Cruz Azul en el Azul; se jugaba la Liguilla del torneo.


"El triunfo ante Cruz Azul sería un regalo para la afición, para nuestra gente. Esperamos ganar allá. Siempre es un partido muy bonito, sea como sea que lleguemos ambos, es un clásico y esperamos llegar fuertes, trabajando duro en la semana para cosechar una buena actuación allá. Sabemos que nuestra afición estará ahí alentando".

El futuro de Universidad se mantiene en el aire. Los auriazules necesitan ganar, les urge para no pensar en las vacaciones de invierno.

NO SABEN APROVECHAR LA LOCALÍA

Eduardo Herrera no le busca muchas razones a la inoperancia de Pumas como local en lo que va del torneo.

El delantero de Universidad consideró después de empatar sin goles ante Veracruz que a los de azul y oro les ha pesado jugar en Ciudad Universitaria y que han dejado ir puntos vitales en casa; espera una victoria contra Cruz Azul, ya que de lo contrario "no habrá marcha atrás" en sus aspiraciones de Liguilla.

"De locales no hemos sabido aprovechar partidos contra rivales que quizás se pudo lograr algo más que un empate. Nos ha pesado no anotar en CU. Nos sentimos impotentes con los resultados en casa; contra Cruz Azul se decidirá casi todo, porque una derrota ante ellos nos dejaría fuera de toda posibilidad de estar en la Liguilla. No hemos hecho valer la localía en el torneo".