Sosa, juega para anotar

El ‘Chuco’ desea que Pumas abandone los últimos sitios de la tabla y quiere seguir haciéndose presente en el arco enemigo; Memo Vázquez, fundamental en el repunte, dice 


Ismael Sosa anotó un doblete para el triunfo universitario
Ismael Sosa, jugador de Pumas (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Ismael Sosa no se achica cuando habla de hacer goles. Encara como si se enfilara al área, levanta el rostro y sostiene la mirada antes de disparar su respuesta. El argentino es el máximo anotador de Pumas (con cuatro tantos) hasta el momento y sabe que el mantener el idilio con el arco enemigo ayudará a Universidad Nacional a abandonar los últimos lugares del Clausura 2015.

673 MINUTOS registra Sosa en lo que va del semestre; ha jugado 8 encuentros, todos como titular con Universidad Nacional

El ‘Chuco’ asume el reto de ser el responsable de las anotaciones, pero aclara que conseguirlas es parte de una labor colectiva; comprometido, señala que el plantel está identi­ficado con Guillermo Vázquez, su entrenador, a quien espera respaldar con otra victoria este ­fin de semana, ante Chiapas.

Ha sido un torneo de claroscuros, ¿se puede pensar que las cosas comienzan a cambiar para bien en Pumas?

Si bien se lograron tres puntos muy importantes este fi­n de semana, ante Morelia, necesitamos mantenernos en este camino, seguir sumando. Teníamos cuatro derrotas consecutivas en Liga y la eliminación de la Copa, que fue un golpe doloroso. Todavía nos quedan muchas cosas por mejorar, no cantamos victoria, pero estamos más tranquilos al respecto. Hay que seguir así, lo sabemos.

¿Cómo asumes ahora ser el responsable del gol en el equipo?

 Estoy contento por los goles que he marcado, siempre es una bonita satisfacción. Las cosas son más sencillas cuando uno como delantero se va a casa con un tanto anotado, vivimos de eso, jugamos para marcar. Espero poder ayudar más al equipo con otras anotaciones, como lo dije desde el inicio del torneo. Quiero ser constante; me gusta estar en contacto con la emoción que produce el gol.

¿Qué esperar de un rival tan complicado como es Jaguares en Tuxtla?

3 TORNEOS ha disputado Ismael con el cuadro universitario; llegó para el Clausura 2014 como refuerzo del plantel que dirigía José Luis Trejo

En su casa, Jaguares se hace muy fuerte, está bien dirigido. Ya nos tocó estar allá y pasarla bastante mal (en duelo de Copa), y es que hasta el clima les juega a su favor: allá hace mucho calor y la humedad te pesa, pero trataremos de ser inteligentes, estar atentos en ofensiva y tratar de marcar rápido, para mantener el balón de nuestro lado; jugar con la desesperación que ellos podrían sentir con la desventaja.

¿Cómo está el grupo en su interior, cómo se encuentra luego de tantas críticas?

La celebración del segundo gol ante Morelia reflejó la comunión que existe en el grupo. Memo es un técnico al que lamentablemente no se le estaban dando las cosas, pero el triunfo le vino bien a él. Estamos comprometidos y nos apoyamos entre nosotros. Las críticas no nos llegan. Siempre es mejor encarar un partido con una victoria como reciente resultado… Sin duda. Hemos trabajado distinto esta semana, con más calma, mejor. Los tres puntos nos ayudaron a salir del fondo de la tabla y terminar un poco con la crisis que tanto se mencionaba; hemos trabajado con otro ánimo y así encararemos el partido ante Chiapas, un encuentro fundamental.

CON SIGNIFICADO MUY ESPECIAL

Cada vez que siente la necesidad, Ismael Sosa se pone tinta en la piel, se tatua. En los brazos lleva muestra de lo que ha sido su trayectoria en el balompié y su paso por clubes de su país, Turquía y Chile; el Chuco es un tipo apegado a la religión y su devoción tiene espacio en sus extremidades, donde imágenes religiosas y fechas importantes decoran su piel; asegura que le gustaría portar algo significativo que inmortalice su relación con Pumas: la obtención de un título, el pretexto perfecto.

“Mis tatuajes tienen un significado especial. En el brazo izquierdo tengo a la virgen de Guadalupe, me lo hice cuando llegué a México. Creo mucho en ella. En ese mismo brazo tengo una mezquita, que me tatué cuando estuve en Turquía; también una imagen de Jesús. En el derecho tengo la fecha cuando salí campeón en Argentina (2010, con Argentinos Juniors). Espero hacerme uno por conseguir algo con Pumas”.