Los quince minutos de terror en Pumas

Si bien la llegada de Memo Vázquez cambió la perspectiva del club universitario, el equipo sigue sin atender el problema de recibir goles en los últimos minutos de los partidos

Pumas da muchas facilidades en los últimos minutos de los partidos
Pumas da muchas facilidades en los últimos minutos de los partidos (Mexsport)

Ciudad de México

Pumas, un equipo en incipiente recuperación, ha rescatado en último semestre algunos valores y características que le llevaron a ser uno de los mejores cuadros del futbol mexicano: dinámica, gol, producción ofensiva, entre otros. Guillermo Vázquez, entrenador auriazul, tiene mucha responsabilidad en esto.

Sin embargo, existe un pasivo en la caja de los universitarios que ni el técnico, ni jugadores, han podido sufragar: a desconcentración en los minutos finales, esa incapacidad de reprimir las embestidas rivales cuando toman ventaja en el marcador y que, a la postre, han pagado muy caro a la hora del balance final.

Las desatenciones en el último lapso de los partidos, concretamente, en los quince minutos finales, es un mal generalizado que se ha convertido en el terror del equipo y de la propia afición felina.

Entre los últimos dos torneos de Liga y Copa disputados, Universidad Nacional registra 42 goles en contra (contando liguilla), de estos, quince tantos han sido permitidos en el último cuarto de hora.

Los más recordados son los juegos del Apertura 2014, ante Tigres y Jaguares, donde llegaron a estar arriba por diferencia de dos goles y, al final, dichos equipos les arrebataron el triunfo, convirtiendo a escasos 10 minutos de que finalizaran los duelos.

"No solo hay que tratar de jugar los 70 minutos buenos, porque no alcanzaron, hoy en día si no juegas esos últimos 25 minutos y le regalas la pelota al rival, puede traer graves consecuencias", declaró Daniel Ludueña tras el empate ante UANL del torneo pasado.

Toluca, León y Chivas también se han visto beneficiados por estas desatenciones, derrotando o los del Pedregal en la recta final de los partidos. Los representantes del Ascenso MX no se quedan atrás, siendo el duelo de Copa ante Mérida, en CU, el más recordado de todos, Pumas ganaba por la mínima y cuando parecía que se llevaban los tres puntos a la bolsa, la visita les dio la vuelta en dos minutos (75' y 77'), eliminándolos del certamen.

En la presente edición de Copa, Zacatepec les arrebató el triunfo a 10 segundos del final, evitando que los dirigidos por Vázquez Herrera se llevaran cuatro puntos vitales.

"Una lástima, la última jugada, pero me quedo con el buen funcionamiento del equipo", dijo el entrenador al término de este cotejo.

Ayer, Alebrijes de Oaxaca repitió la dosis, derrotando a los capitalinos en tiempo de compensación.

Quizá, el gol agónico más doloroso fue el recibido por el América en los cuartos de final del Apertura 2014, cuando Paolo Goltz los 'vacunó' a quince minutos del final, echándolos de la contienda por el título.

En los últimos dos torneos, contando Liga y Copa, Pumas ha perdido la ventaja en el luminoso en ocho ocasiones, traduciendo esto, en una renta de doce puntos dejados en el camino.

La recuperación del cuadro siete veces campeón de México, requiere priorizar la última línea del mismo, evitando aflicciones innecesarias entre sus seguidores y sobre todo, para no requerir una calculadora a la hora de buscar clasificarse a la liguilla de ambos torneos.

CIFRAS ENTRE APERTURA 2014 Y CLAUSURA 2015 (LIGA Y COPA)

-15 goles recibidos en los últimos quince minutos.

-8 veces perdieron la ventaja en el marcador.

-12 puntos perdidos a consecuencia de goles recibidos en los últimos minutos.