CU dejó de pesar

La casa de Pumas ya no es un escenario hostil para los rivales; en el Olímpico suman más derrotas que triunfos

Pumas 1-1 Xolos de Tijuana, CU
Pumas 1-1 Xolos de Tijuana, CU (Mexsport)

Ciudad de México

Jugar de local no es un ejercicio que le arroje muchos dividendos a los Pumas. Con el empate de ayer ante Tijuana, el resultado se suma a los últimos 50 encuentros en casa, a una estadística que no beneficia a los universitarios cada vez que defienden su causa en territorio propio. Los del Pedregal registran 14 victorias, 15 igualadas y 21 derrotas en un escenario que en antaño brindaba las condiciones propicias para que los felinos cazaran a su rival y obtuvieran el triunfo.

De los 150 puntos disponibles como locales desde finales del 2011, Pumas ha obtenido apenas 57 en el Olímpico de la Ciudad Universitaria. Los resultados no le favorecen al club desde la pasada gestión de Guillermo Vázquez al frente de la institución y la situación se ha complicado aún más en el Apertura 2014, torneo actual en el que, de los tres encuentros disputados en el sur del Distrito Federal, apenas suman un punto, precisamente con el empate que marca el regreso de Memo a la dirección técnica del equipo.

En poco más de dos años, la inestabilidad ha sido la constante y esto se ha reflejado incluso en su cancha; cinco técnicos han pasado por el timón auriazul, arrojando similares resultados cuando de jugar en CU se trata. La efectividad de la escuadra de la máxima casa de estudios apenas registra el 38% cada ocasión que los Pumas se encuentran en la grama de su hogar futbolístico.

Pese a que la estadística es fría y refleja que los universitarios no han hecho valer su localia, en el interior del vestidor confían en que la balanza se incline tarde o temprano en algún momento para beneficiar a los felinos: "La idea es ganar en casa, pero ante Tijuana sucedió lo mismo que contra otros, las circunstancias cambiaron y no nos favorecieron, como en otras ocasiones", comentó Romagnoli. "Vamos paso a paso, y lo importante era romper con la racha negativa de varias derrotas consecutivas", apuntó Guillermo Vázquez.

EN LIGUILLA TAMPOCO

Durante el tiempo que los resultados no han beneficiado a los Pumas en su casa, la escuadra que ahora ha vuelto a comandar Guillermo Vázquez ha disputado dos encuentros de Liguilla, ante América y Pachuca, en el Clausura 2013 y en el Clausura 2014, pero en ambos casos contabilizaron derrotas.

Ya sea en fase regular o en encuentro de clasificación para aspirar al título, a Pumas hace tiempo que no le beneficia jugar en su estadio. CU dejó de pesar y justo ahora, los felinos necesitan más que nunca de un escenario que sirva como su refugio por los tiempos de apremio que viven en el certamen en curso.