Pumas autorizó tratamiento alterno a Bravo

Mario Trejo, vicepresidente deportivo de la institución, conoció las formas en las que el delantero buscó recuperarse para volver a la actividad el torneo pasado

Martín Bravo, durante el reconocimiento médico con León
Martín Bravo, durante el reconocimiento médico con León (Mexsport)

Ciudad de México

En el programa de los Capitanes en ESPN, Roberto Rodríguez, ex médico de Pumas, quien brindó sus servicios al club por 25 años, advirtió que su salida de la institución se dio por la no recuperación de Martín Bravo, ahora delantero de León, durante el certamen pasado.

El médico reveló que el jugador utilizó ozono para agilizar su vuelta a las canchas durante la quinta semana de seis, en las que estaba presupuestado su regreso.

El ariete sufría una lesión muscular de segundo grado en la pierna derecha.

En respuesta a lo comentado por Rodríguez, Mario Trejo, vicepresidente deportivo, vía telefónica, reveló que conoció las formas en las que el goleador argentino buscó recuperarse, pero las justifica y atañe a la ineficacia del tratamiento médico que se utilizó durante su lesión, pues no logró recuperarse dentro de lo presupuestado; habló de la desconfianza que existía hacia el trabajo del ex encargado del cuerpo médico.

"Me parece que la actitud de Roberto no está siendo la correcta. El doctor es un gran profesional, pero el aspecto médico se le salió de control en el primer equipo. Existía mucho deterioro y, ante la desconfianza de los mismos jugadores hacia el trabajo médico, ellos se veían en la necesidad de recurrir a otros métodos. Supe todo lo que aconteció con Martín Bravo y los procesos a los que se sometió, al igual que otros futbolistas del equipo, porque ya no confiaban en su proceso de recuperación cuando estaban lesionados".

NO SÓLO FUE BRAVO

Trejo también detalló que la no recuperación de Bravo formó parte de varios hechos aislados. Para el directivo, las quejas de los jugadores del primer equipo fueron fundamentales para que Roberto Rodríguez abandonara la institución al término del Clausura 2014.

"No solo fue el hecho de Martín no se recuperara. Roberto está mal enfocado. Hubo situaciones nada agradables y que además crearon inseguridad por parte de los jugadores hacia el cuerpo médico. Hubo muchas quejas y yo vi cosas nada gratas, que no pienso ventilar, pero que orillaron a su salida".