Pumas, sin referente de gol

Desde 1996 que iniciaron los torneos cortos, Pumas ha debutado a 14 centrodelanteros, y hasta ahora, solo Eduardo Herrera se ha afi anzado; en las Sub 20 y Sub 17 destacan varios prospectos 

Delanteros de Pumas que no han logrado consolidarse en el ataque universitario
Delanteros de Pumas que no han logrado consolidarse en el ataque universitario (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La frase que inmortalizó Jaime Lozano durante la década pasada: "Hecho en CU", cobra fuerza cada vez que Pumas debuta a algún canterano y éste consigue un rendimiento adecuado, cada ocasión que algún joven futbolista sale a la cancha y tiene actividad con el primer equipo; sin embargo, esta misma aseveración funciona como reclamo para las entrañas de la propia institución.

Desde la instauración de los torneos cortos (Invierno 1996), Universidad Nacional ha debutado a 14 centrodelanteros, y hasta hoy, solo uno se ha consolidado en la plantilla estelar.

Es Eduardo Herrera el presente y futuro del club, él es el único eje de ataque que ha logrado consolidarse bajo la presión de foráneos y otros arietes que han arribado a CU, pese a no formarse en La Cantera.

Esta situación mantiene al club en constante expectativa. Con 12 torneos en el equipo, divididos en dos etapas, 124 encuentros como felino y 36 anotaciones, Herrera se ganó la titularidad en Pumas con Guillermo Vázquez en el mando, mismo técnico que le debutó a mediados de 2011, pero fue hasta su regreso al Pedregal, para el Apertura 2014; desde entonces, el '15' ha mantenido su cuota, marcando 26 dianas hasta el vigente Clausura 2016 —entre Liga y Liguilla—, donde ya anotó.

Pero para que la oportunidad se le diera a Herrera, pasaron por las filas de Pumas 13 delanteros que tuvieron minutos en Primera División, pero no así la continuidad para consagrarse en el máximo circuito.

Destacaron los casos de Horacio Sánchez —sobrino de Hugo Sánchez—, Rafael Márquez Lugo y el incipiente Daniel Ramírez, que llegaron a sumar algunos tantos, pero abandonaron a su alma máter por distintas circunstancias.

Horacio permaneció 10 torneos en el club, disputó 92 encuentros y anotó en ocho ocasiones, pocas veces fungió como titular y su carrera fue efímera;

Márquez Lugo estuvo solo un par de años cuando debutó en Primera, jugó 39 encuentros y marcó nueve dianas, su futbol no le convirtió en inamovible para los auriazules; Daniel Ramírez, una apuesta de José Luis Trejo, dejó el Pedregal por la puerta trasera a mediados de 2015, en medio de la polémica, con cuatro certámenes, 27 juegos y cuatro rúbricas.

Estos, sin embargo, fueron los casos que mayor oportunidad tuvieron. El resto, apenas si lograron vivir unos instantes con la indumentaria del primer equipo; Ignacio Flores, Pablo Bonells, Óscar Alanís, Jesús Aguilar, Pedro Solís, Rodrigo Briones, Raúl Servín y Alan Sánchez debutaron, pero sin los minutos necesarios que para marcar ante cualquier rival; algunos, como Bonells o el mismo Servín, fueron ubicados en otro sitio con el correr del tiempo.

Hasta el momento, de los 14 ejes de ataque que han visto oportunidad en Primera, Alfonso Nieto y David Izazola son los únicos que, además de Herrera, se mantiene dentro del plantel que compone el primer equipo de Pumas, pero ocupando un plano secundario, lejos, siquiera, de ser tomados en cuenta para tener actividad.

El torneo pasado, Nieto participó con nueve minutos, mientras que Izazola fue apenas convocado a un par de juegos. Con Pumas no hay referentes del gol “hechos en CU”.

BUSCÓ OPCIONES

También existieron casos que no esperaron a debutar para buscar nuevos horizontes. Santiago Palacios, entre 2010 y 2011, integró el representativo Sub 20 de Pumas, con el que exhibió sus cualidades, pero ante la falta de certezas, partió a Europa para lograr un mejor futuro.

Luego de pasar varias temporadas con el De Treffers, pasó al Roda JC de la Eredivisie de Países Bajos, aunque fue cedido al Maastricht de Segunda, para que tuviera mayor actividad. Tiene 24 años.