Momento de ajustar en Pumas

Con 11 unidades luego de siete jornadas, el camino de Pumas y Palencia parece ir en ascenso, pero el DT deberá mantener la garra y el espíritu

Paco Palencia no ha terminado por definir su estilo en el banquillo
Paco Palencia no ha terminado por definir su estilo en el banquillo (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Desde el más reciente título de Pumas, en el Clausura 2011, Universidad Nacional ha sumado, incluido el certamen actual, cuatro ocasiones con 11 o más unidades al corte de la séptima fecha de la competencia. En todas esas veces, el equipo cerró con fuerza y le alcanzó para llegar a la Liguilla, donde se peleó el título; antes de Paco Palencia, Guillermo Vázquez, en dos ocasiones, y José Luis Trejo en una, sumaron las mismas cifras.

Once puntos ha sido la mínima para conseguir el boleto a la fase final de distintos certámenes. Y aunque en el Apertura 2014 y Clausura 2013, Memo Vázquez y Antonio Torres Servín, respectivamente, lograron el pase a la Liguilla con menos unidades en la fase regular, el equipo generaba dudas y fue eliminado de inmediato en cuartos de final. Fueron casos excepcionales y se quedaron como anécdota.

Durante las primeras siete jornadas del Apertura 2015, Memo Vázquez y unos motivados Pumas consiguieron el mayor número de cifras posibles hasta el momento. Registraron cinco victorias y apenas dos descalabros, con 15 puntos en el bolsillo y la calificación a la fase definitiva a la vista. Aquel semestre, Universidad terminó como líder de la competencia, amarró el pase a la Copa Libertadores y arribó hasta la final del semestre.

En el Torneo Clausura 2014, Pumas ligó triunfos sobre Tigres, Tijuana y León, además de empatar frente a Puebla y Atlas, y de igual forma sucumbió ante Querétaro y Toluca, lo que brindó una cosecha de unidades idéntica a la actual; con José Luis Trejo en el timón, el conjunto del Pedregal se instaló sin problemas en la Liguilla, luego de 17 fechas y el tercer lugar de la clasificación, pero en cuartos de final se cayó frente a Pachuca, que a la postre sería finalista.

También con Memo Vázquez en el banquillo, pero ahora en el Apertura 2011, con el título recientemente conseguido, se equiparó el comienzo vigente de Palencia. Precisamente en el último semestre del ‘17’ como futbolista de Pumas, el conjunto auriazul promedió tres victorias, dos empates y dos descalabros, suficientes para las 11 unidades y un cierre importante, que les alcanzó para instalarse en las semifinales de la justa.

Estas son las referencias de Palencia y su oncena en el actual semestre. Sin embargo, el calendario, pese a que ya libró dos clásicos (Chivas y Cruz Azul), podría jugarle en contra. La siguiente semana, Pumas recibe al Querétaro en CU, después visitará a Santos y luego vendrá el Atlas; para cerrar septiembre, le esperará América en el estadio Azteca. Estas próximas cuatro fechas definirán sus aspiraciones. Doce unidades vitales.

 Octubre abre el telón para Universidad con un enfrentamiento, al parecer a modo, ante Chiapas; le seguirá la visita al Toluca, en el Nemesio Diez y a mediados del mes, el regreso de Ismael Sosa, junto con Tigres, a Ciudad Universitaria. Veracruz, Morelia y Puebla, el cierre del certamen. Con el correr de las jornadas, Palencia y el equipo deberán amoldar los pendientes, solidificar la defensa, retocar la media y consolidar a Matías Britos como eje de ataque. Es momento de ajustar.


INCÓGNITA POR ALCOBA

Han pasado 630 minutos del Apertura 2016 y sigue sin conocerse la actualidad de Gerardo Alcoba. El defensor charrúa le ha hecho falta a Pumas, sobre todo al improvisar con Alejandro Castro en la central y gracias, también, al bajo nivel de Darío Verón. Pero el misterio no termina ahí, el uruguayo se lesionó durante la pretemporada de playa, a finales de junio, acusando recibo de una contractura muscular. El panorama indicaba una baja de dos semanas.

Han pasado más de dos meses desde su aparente lesión y de Alcoba se sabe poco. Se le han visto durante algunos entrenamientos, pero al cuestionársele a Palencia sobre él, en distintas ocasiones, siempre indica que “se está recuperando”, que “va evolucionando”. En las siguientes semanas podría reaparecer, pero todo indica que hay algo más sobre su “recuperación”.