Pumas luce en su debut

La escuadra universitaria arrancó de buena forma el Apertura 2015 y doblegó a Monterrey con anotaciones de Alejandro Castro, Gerardo Alcoba e Ismael Sosa

Ciudad de México

Universidad Nacional no tuvo piedad. Contundente y oportuno fueron las dos características que tuvo Pumas en el inició del Apertura 2015, donde goleó 3-0 a Rayados con anotaciones de Alejandro Castro, Gerardo Alcoba e Ismael Sosa.

Los auriazules no fueron arrasadores frente a los regiomontanos, pero sí fueron contundentes. En media hora definieron el encuentro y se embolsaron los primeros tres puntos del torneo en un Estadio Olímpico Universitario que fue azotado por 31 grados centígrados de calor. El mediodía en CU fue sol y Pumas.

Sin embargo, el cuadro que dirige Guillermo Vázquez comenzó partido. Ni Alejandro Castro ni David Cabrera se hicieron dueños del ecuador del campo, por lo que en un principio los locales carecieron de posesión de la pelota.

Lo minimizaron. Pronto, al 7', David Cabrera cobró un córner desde la punta izquierda. Alejandro Castro se alzó y conectó un martillazo que venció a Juan de Dios Ibarra para el 1-0. Ventaja felina y sonrisas para el canterano de Cruz Azul.

Y hubo más. Gerardo Alcoba se puso el sastre de un 'killer' del área. Salió desde la última línea con balón dominado. Gambeteo a un par de jugadores regios. Llegó al borde del área y abrió la redonda a Javier Cortés. Éste le devolvió una pared atrasada. No importó. El uruguayo controló como un futbolista de vocación de ataque: control con la pierna derecha y media vuelta de zurda. Nada qué hace para Ibarra y el 2-0 para Universidad Nacional.

Pumas insistía e insistía. Por izquierda y por derecha. Presionaba, pero no ahogaba; Monterrey trataba de responder con un solitario Rogelio Funes Morí, que parecía que jugaba a un ritmo más rápido que sus compañeros.

Cumplida media hora y Pumas comprobó que todo le salía bien. Eduardo Herrera condujo el balón y se la dejó a Sosa. 'Lalo' jaló a dos marcadores y dejó una ventana de disparo. Letal para el 'Chuco' que jaló del gatillo y después, sólo gritos de gol de los universitarios: el volante argentino puso su zapatazo al poste izquierdo de Rayados y puso el 3-0. El partido quedó definido en ese instante.

Antes de que terminara la primera mitad, Pumas trató de ir por el tercero. No pudo, a pesar de que Castro puso otro fogonazo violento en el travesaño; Rayados seguía extraviado entre Rectoría y el Olímpico Universitario. Parecía que no llegó a jugar.

El complemento fue diferente. Mohamed hizo un par de cambios en busca de reacción de su equipo y Vázquez replegó a su escuadra en busca del contragolpe. Ninguno de los dos se dio, a pesar de que ambos estuvieron cerca de marcar, sobretodo Rayados que lo intentó, pero el daño ya estaba hecho.

El silbante pitó el final del encuentro y con ello decretó la victoria del cuadro del Pedregal y los primeros tres puntos en Ciudad Universitaria. Pumas dio una buena imagen en su primer compromiso, caso contrario al de Monterrey que dejó un sabor amargo en sus hinchas