Pumas avanza a cuartos de final de la Copa Libertadores

Con goles de Ismael Sosa y Eduardo Herrera, el equipo universitario venció al Táchira de Venezuela y pasó a la siguiente ronda.

Ciudad de México

Sin tanta dificultad, Pumas logró el boleto a los cuartos de final de la Copa Libertadores. Los del Pedregal se sobrepusieron del 1-0 en Venezuela y en su hogar, con goles de Eduardo Herrera e Ismael Sosa, labraron el camino hacia esta instancia. Independiente del Valle de Colombia o el River Plate de Argentina, sus posibles sinodales. En CU, siguen soñando con la Copa.

No había de otra. Pumas tenía que salir a morir en el campo. No existía un mañana para Univeridad Nacional, si se quería estar en los cuartos de final de la Libertadores. Y aunque el comienzo no fue sencillo, al 13', por conducto de Eduardo Herrera, en un remate con la cabeza, los de casa abrieron el marcador y empataron el global. Instantes antes, Alejandro Palacios, a mano cruzada, había evitado el tanto de la visita.

UNAM espera al ganador del River Plate vs. Independiente del Valle

Ante el gol, Táchira respondió con mínima intensidad, guardándse en su campo y sin proponer un embate que igualara el tanteador parcial, se replegó. Pumas mantuvo la garra y potencia ofensiva en sus intentos, ya fuera a balón parado o con un tiro contenido, José Contreras, el arquero, tuvo que emplearse para evitar el incremento del electrónico.

Universidad utilizó las bandas para refugiar su ataque, con Sosa y Fidel en este sector, agobiando al enemigo; Fuentes y Van Rankin, los laterales, también se sumaban al frente. Por presencia ni fallaban, al contrario. Era el último toque donde se erraba, donde el gol parecía esconderse, no llegar.

Durante el inicio del complemento, la grada se desesperó con el patrón de desempeño de su equipo. La ineficacia se convirtió en reclamo por parte de su afición. Eduardo Herrera dejó ir un par de balones vitales; Van Rankin perdió la pelota en zona de recupareción y se llevó la rechifla de los presentes al ejecutar mal un centro de trámite. Desesperación.

El esférico se disputaba con intensidad. Táchira modificó su planteamiento y arriesgó un poco, peleó. Universidad respondía con vehemencia. Al 63', un cabezazo de Britos acarició el poste izquierdo de la meta del Táchira; un par de minutos después, Contreras, de nuevo con un manotazo, mantuvo su arco solo con un gol en contra.

Al 73', Guillermo Vázquez mandó a Daniel Ludueña al terreno de juego. La apuesta era retener la pelota, finiquitar el marcador y evitar complicaciones posteriores. Seis minutos más tarde, Herrera volvió a mandar el balón cerca de la portería venezolana. El peligro se sentía, pero no se concretaba...

En un contragolpe a base de toques, en una jugada prefabricada, el esférico llegó a los pies de Ismael Sosa y este, como venía, prendió el balón y consiguió el 2-0 instantes más tarde. El Olímpico se transformó en escenario de fiesta. Pumas lograba el boleto a cuartos de final, rival por conocer; Universidad se instala en esta fase, cumpliendo objetivos inmediatos y a la espera de conocer su futuro en la Liga.

El triunfo le sirve a la plantilla para recuperar la fuerza anímica, luego de una semana anterior compleja, en la que dos derrotas, en Copa y Liga, mermaron sus posibilidades. Con el pase a cuartos de Libertadores tendrá la visita del América, en un juego de orgullo.