En Pumas, apuntan al vértigo en el ataque

Con Fidel Martínez, Pumas completa una competitiva ofensiva, pese a la posible salida de Eduardo Herrera; la velocidad sería su principal arma.


Fidel Martínez, en un partido con la Selección de Ecuador
Fidel Martínez, en un partido con la Selección de Ecuador (Mexsport)

Ciudad de México

La rapidez es uno de los mejores argumentos que puede mostrar un delantero. De­finir una jugada a base de velocidad, combinar adecuadamente con un compañero, gracias a la dinámica que se le imprime al balón o anticiparse a la marca del rival, son algunos de los bene­ficios que gozan solo muy pocos.

En favor de su causa, Pumas tendrá a varios jugadores de estas características en su aparato ofensivo para el Apertura 2015. La contratación de Fidel Martínez en el cuadro universitario complementa un ataque que podría tener como marca de identificación, la celeridad de sus elementos.

“Tenemos que hacer 26 puntos y calificar a la Liguilla; hay que mejorar en la cancha” ANTONIO SANCHO Vicepresidente deportivo de Pumas.


El Neymar ecuatoriano tendrá como socios a dos jugadores que, como él, cuentan con la velocidad como su principal arma: Ismael Sosa y Matías Britos. Las expectativas de la dirigencia y a­fición se depositan en esta coincidencia y suma de recursos.

El esquema táctico de Guillermo Vázquez (4-2-3-1), le permitirá a estos tres combinar adecuadamente y tener al centro delantero como de­finidor en el área enemiga.

Existe más de una combinación de las cuales el estratega auriazul echaría mano. El planteamiento, con solo la presencia de los mencionados, favorece a los del Pedregal en la tenencia del esférico.

VARIEDAD EN OPCIONES

Memo utilizó a Matías Britos como interior por izquierda gran parte del certamen pasado, mientras que Ismael Sosa cumplió con labores creativas de mediapunta, abasteciendo a Eduardo Herrera, quien saldría del equipo (con rumbo a Chivas); Fidel no desconoce jugar en este sitio del campo y entonces Vázquez colocaría al Chuco en la banda derecha, posición que sabe cumplir, pues ahí lo ubicaba José Luis Trejo, su antiguo DT, e incluso Vázquez en los primeros encuentros al frente de los de CU.

También podría invertir los papeles, respetar la posición que ha desarrollado el argentino y apostar por Martínez en la derecha.

Las cualidades de ambos son complementarias. Así, Universidad sumaría hombres en ofensiva, pensando en las necesidades del equipo:

“Tenemos que hacer 26 puntos y cali­ficar a la Liguilla; hay que mejorar en el rendimiento colectivo”, advirtió Antonio Sancho, vicepresidente de la institución.

DILEMA EN CONTENCIÓN

Uno de los pendientes a resolver en el próximo Draft del futbol mexicano (10 de junio), para Pumas será encontrar el eslabón que el timonel requiere como el complemento ideal de David Cabrera, su escudo de funciones mixtas en el centro del campo.

De no hallarlo, las opciones de Memo se reducen a habilitar a Javier Cortés o Josecarlos Van Rankin como compañeros de línea del ‘8’ o volverle a brindar con­fianza a Silvio Torales, pese a que en la dirigencia tienen juicio sobre el guaraní: “Esperábamos más de él”, comentó Sancho.

COMPETENCIA ATRÁS

El arribo de Marcelo Alatorre apuntala la zaga de Universidad Nacional. En esta zona, poco a poco, los felinos han sumado esfuerzos y ahora cuenta con más de una opción de recambio.

La titularidad en este sector la componen Josecarlos Van Rankin, lateral derecho; Gerardo Alcoba, central; Darío Verón, central, y Luis Fuentes, lateral por izquierda. El Chelo se suma a Luis Fernando Quintana, como una variante más para que el entrenador disponga.