Goles como huella

La mejor versión ofensiva de Pumas se ha visto en la Libertadores, torneo en el que son el segundo equipo con más anotaciones; en este 2016 ya llevan 25 entre la Liga y la Copa 

Fidel Martínez, Daniel Ludueña e Ismael Sosa
Fidel Martínez, Daniel Ludueña e Ismael Sosa (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

En sus primeros 360 minutos de la Copa Libertadores, Pumas se ha convertido en la segunda mejor ofensiva del torneo (10), solo detrás del sorpresivo Atlético Nacional de Colombia, el equipo que más puntos (12) y anotaciones (11) registra en el certamen.

Universidad completa hasta ahora tres victorias en sus primeros cuatro duelos y muy pronto ha dejado claro que su ataque es de los que más carburan en la justa continental. Mientras que en la Liga cuentan con 15 dianas en las primeras once fechas, los festejos los han guardado para la Copa en menor cantidad de duelos. Y es que en la justa sudamericana, Ismael Sosa ha mostrado su mejor versión, encabezando el aparato ofensivo y siendo determinante.

Cuatro dianas mantienen al Chuco como líder anotador, convirtiéndose en el eslabón más punzante de Pumas. El '18' ha disputado tres encuentros y en todos ha intervenido en el marcador.

Detrás de Sosa, Gerardo Alcoba también se ha hecho presente en dos ocasiones durante la Copa, ya que cada vez que se suma al ataque, el uruguayo es referencia, sobre todo a balón parado, en táctica fija; Darío Verón, Luis Quiñones e Híbert Ruiz, completan, con una diana por cada uno, la cuenta de Pumas, así como un autogol de Byron Mina (Emelec), que favoreció a los universitarios en su estreno libertador, en CU.

Los goles no solo quedan en el registro estadístico, también le han redituado en resultados favorables y puntos a Universidad Nacional.

Los auriazules cuentan con nueve unidades, colocándose en el tercer puesto general de la clasifi cación del certamen sudamericano. El antes mencionado Atlético Nacional de Colombia y el Atlético Mineiro (10 unidades), son los escuadrones que rebasan en este rubro a los felinos.

En la Liga, los dirigidos por Guillermo Vázquez se reparten más el crédito a la hora de anotar. Ismael Sosa, incluso en lo que va del Torneo Clausura 2016, es su mejor pieza, con tres conquistas en 853 minutos de juego; al argentino le siguen Luis Quiñones, Eduardo Herrera, Matías Britos y Daniel Ludueña, los cuatro con un par de anotaciones en el certamen local; Fidel Martínez y Javier Cortés también han marcado una diana en el presente semestre.

Dos autogoles, ambos ante Monarcas Morelia, primero por cuenta de Érick Aguirre y después de Carlos Rodríguez, redondean la cuota de conquistas a favor de los auriazules.

En el Clausura 2016, Universidad se ubica como la octava mejor ofensiva, detrás de escuadrones que han explotado mejor sus recursos en ataque (tienen 15 anotaciones, al igual que Santos Laguna); Pachuca registra 26 dianas y lidera este tenor; América y Cruz Azul tienen 22 festejos, mientras que Monterrey acumula 21, León 20 y Tigres 17. Las variantes ofensivas de Universidad se han hecho presentes en ambas justas.

La clasificación y a la postre, la lucha por el tí- tulo en las dos contiendas, es el principal objetivo del colectivo del Pedregal, pero dentro de la plantilla prefieren ir paso a paso, pensando únicamente en los objetivos inmediatos, aunque sus números contrasten con la humildad de su discurso, como es el caso de la Libertadores y la Liga.

“Estamos contentos por la Libertadores y por seguir en la pelea por la Liguilla. El resultado de Morelia nos da tranquilidad; tenemos un buen plantel”, relató Fidel Martínez después del 4-2 ante Morelia.

“Ha sido una semana redonda para nosotros, llena de satisfacciones, esperamos seguir en este camino; hemos sufrido en el torneo de Liga y ya merecíamos un resultado así”, acotó Ludueña tras la goleada a los purépechas.

Por si fuera poco, Pumas ha devuelto la relevancia a su cancha. En el estadio Olímpico, Universidad tiene seis encuentros al hilo, con tan solo una derrota; contemplando la fase regular del semestre pasado, en este recinto, los de azul y oro acumulan apenas dos descalabros en 14 enfrentamientos en el sur de la capital. Ahora, la labor de Memo Vázquez será mantener la inercia de sus pupilos, cuando vuelva a la actividad de Liga, el próximo 3 de abril, contra Chivas.