A Reyna no le gustó la expulsión

El delantero dijo que César Ramos malinterpretó su intento de diálogo con reclamos; comentó que le dejó satisfecho el rendimiento y victoria de Chivas

Reyna, en un duelo con Chivas
Reyna salió explusado (Mexsport)

Ciudad de México

Apenas en su segundo encuentro oficial con Chivas, Ángel Reyna protagonizó una polémica. El ofensivo reiteró sus reclamos a César Arturo Ramos y se hizo acreedor de las segunda tarjeta amarilla, a la postre expulsión, justo en la recta final del encuentro contra Pumas. El volante reiteró que existió una malinterpretación del silbante durante la confrontación con el colegiado.

"Soy el jugador al que más le pegan, entonces también me cansé un poco, por eso reaccioné así", comentó el futbolista, luego de sufrir la segunda amonestación después de aventarle el balón a Marco Palacios, ya que consideró que el señalamiento de una falta en los linderos del área de Pumas ameritaba la ley de la ventaja.

"No busqué agredir a nadie. Ya no se puede hablar con el árbitro, también tengo que decir lo que pienso; hay muchos árbitros muy abiertos y te cuidan, pero también este árbitro. No hice otra cosa que pedir lo que pensaba y le molestó".

RESALTA TRIUNFO
Más allá de los pleitos con el silbante, Reyna se fue satisfecho de Ciudad Universitaria con el triunfo de su escuadra. Ángel destacó el esfuerzo de su escuadra, y es que el partido fue especial para el delantero, pues su familia y hermano estuvieron presentes en las tribunas del Olímpico Universitario.

"Era importantísimo ganar, el equipo mostró muchas cosas positivas y lo importante es el cómo se ganó, creo que de aquí en adelante tenemos que mantener esta manera de jugar porque se hizo un gran esfuerzo, se jugó como equipo", apuntó el atacante.