Memo Vázquez, siempre por la puerta de atrás

El técnico mexicano ha ganado títulos en los equipos que ha dirigido; sin embargo, las circunstancias siempre lo empujan a salir sin pena ni gloria

Memo Vázquez
Memo Vázquez (Mexsport)

Ciudad de México

A pesar de obtener campeonatos con Pumas y Cruz Azul, únicos dos clubes que ha dirigido en Primera División, Memo Vázquez nunca logró dar ese golpe de autoridad y consolidarse como un ídolo en ambas aficiones.

Tanto en Universidad como con la 'Máquina', los últimos días del estratega se vieron adornados de rechiflas por parte de los aficionados y un ambiente de incertidumbre que terminaron dando las gracias al técnico, quien simplemente se retiró de ambas instituciones sin pena ni gloria.

No hay refuerzos

Guillermo Vázquez llegó a Pumas en 2010 a ocupar el lugar de Ricardo Ferreti. En su primer torneo, logró calificar al equipo a la liguilla en octavo lugar, donde eliminaron al líder Cruz Azul y, posteriormente, cayeron en semifinales ante Monterrey. En su segunda temporada, el éxito de Memo aumentó, al lograr una racha de 11 partidos sin perder, calificar en segundo lugar a la liguilla y, finalmente, coronarse campeones frente a Morelia.

Para el siguiente torneo, el equipo comenzó a mostrar una clara baja de juego, pues apenas llegaron a ocupar el noveno sitio de la tabla, quedándose sin liguilla y comenzando a encender la molestia de la afición. La siguiente temporada, Pumas ya no mostraba una idea clara de juego y la situación comenzaba a desesperar a la tribuna universitaria. Además, el contrato de Memo con Pumas terminaba en ese momento.

Ante esta situación, a cambio de continuar en el equipo, el técnico solicitó a la directiva una serie de refuerzos que, según versiones eran imposibles, pues representaban un gasto económico que Universidad no podía sostener. Al negar los refuerzos, Memo Vázquez decidió no renovar su contrato. El club, vía comunicado, anunció su salida: "El Club Universidad Nacional A. C. y Guillermo Vázquez Herrera informan que de común acuerdo decidieron dar por concluida la relación profesional que vinculó a los Pumas con el hasta hoy Director Técnico del Primer Equipo", publicó Pumas en 2012.

Ni con una Copa

Luego de su salida de Pumas, Memo Vázquez llegó a Cruz Azul, donde a pesar de darle un campeonato a la institución en la Copa MX, la afición nunca le perdonó haber perdido una final que prácticamente tenía en la bolsa frente a América.

En el Clausura 2013, parecía que el técnico lograría acabar con la maldición azul que ha tenido a la 'Máquina' alejada de los títulos de liga por 16 años, sin embargo, en un par de minutos el América acabó con la ilusión de miles de aficionados al darle vuelta a un marcador que lucía definido. Cruz Azul otra vez era subcampeón.

El equipo y Memo Vázquez nunca pudieron reponerse de esta final y la afición comenzó a recalcar partido tras partido su molestia con el técnico. Memo parecía estar en shock, no daba indicaciones y nunca se levantaba del banquillo, esta frialdad, parecía contagiarla a los jugadores. Cruz Azul era un desastre.

Cada que Memo salía del Azul, lo hacía entre botellazos, rechiflas y el grito de fuera Memo, a pesar de no convencer, Cruz Azul calificó a la liguilla donde fue eliminado con un escandaloso 4-1 de Toluca, la gota que derramó el vaso para que Memo fuera cesado.

En números, el paso de Guillermo Vázquez por Cruz Azul no luce tan catastrófico: 27 victorias, 14 derrotas y 19 empates, sin embargo, la forma en que perdió contra América consiguió que el aficionado nunca lo quisiera, y olvidara rápido que el técnico los llevó a un campeonato, aunque sea en la Copa MX.

Ahora que Guillermo Vázquez regresa a Universidad, luce como el escenario perfecto para que el técnico logre consagrase, sin embargo no será una tarea fácil, pues llega a un equipo plagado de problemas.