“Que se partan el alma”

Palencia quiere un equipo intenso, que no se resigne ante la adversidad y plagado de jóvenes con hambre; augura un plantel conformado en un 60 por ciento por gente de La Cantera y sueña con ser campeón

Francisco Palencia, feliz en su etapa como nuevo entrenador de Pumas
Francisco Palencia, feliz en su etapa como nuevo entrenador de Pumas (Mexsport)

Ciudad de México

Una imagen se repetía el pasado martes en la sala de conferencias del estadio Olímpico. La sonrisa de Francisco Palencia, el nuevo entrenador de Pumas, no cesó. Paco cumplió una promesa que hizo hace casi cinco años, en 2011, cuando, al retirarse como futbolista, prometió volver a Ciudad Universitaria, pero esta vez en un plano distinto al que se había marchado. Esta semana, lo consiguió, ya como estratega.

“Este es un equipo muy grande, es mi casa. Pumas, hoy es un sueño hecho realidad. Desde la primera llamada de parte de la directiva me sentí muy ilusionado, muy contento, con ganas de devolverle al equipo lo mucho que me dio a mí. Este escudo lo llevo en el corazón y lo que más quiero es triunfar aquí; lo que más deseo es demostrar lo que sé, me siento así, capacitado para asumir este reto. Vamos a salir adelante”.

Palencia vuelve para regresarle mística al club, para retomar valores quizás extraviados en gestiones recientes. Si bien, Paco dirigirá con austero presupuesto, también lo hará pensando en darle cabida a los canteranos y a unos días del régimen de transferencias del futbol mexicano, asegura que su apuesta serán los jóvenes, que su plantel estará constituido por un 60% de elementos surgidos de sus fuerzas básicas.

“Hemos estado hablando de la planificación del equipo para el siguiente torneo y puedo decirte que un 60% o poquito más del plantel será gente surgida de La Cantera, y futbolistas que aquí se consolidaron, pero que surgieron de aquí. Lo que buscamos son jugadores que no dejen de correr, que pelee cada pelota al máximo, muchachos con hambre, que se partan el alma por esta camiseta”

El Apertura 2016 será un torneo de confirmación de una idea. Palencia requiere de un cuadro competitivo, para alcanzar 25 unidades, calificar a la Liguilla y entonces pelear el campeonato, pero él no se achica ante el reto, su primera encomienda como estratega profesional y qué mejor que en el equipo de su vida: “hay mucho qué hacer, mi directiva me apoya y estoy seguro que formaremos un gran equipo de cara al siguiente torneo”.

“Me encontré con un equipo que tiene ganas de ser protagonista, con una directiva joven y una propuesta interesante para trabajar aquí; buscamos respetar los valores históricos de la UNAM y del club, y se les dará oportunidad a los jóvenes, pero sin descuidar la parte deportiva”, dijo El Gatillero en entrevista con La Afición.

Francisco Palencia es consciente de que Pumas no es un escuadrón como cualquier otro en el futbol mexicano y eso quiere que su oncena refleje en la cancha, que lo transmita a la tribuna; la intensidad y el flujo de la pelota en ofensiva, desea que sean su sello: “Quiero un equipo que presione, que recupere rápido la pelota, que no baje los brazos; quiero que mi equipo sea vertical y le transmita pasión a la tribuna”.

En la recta final de su carrera, Paco supo apreciar las sesiones de táctica que le impartieron Ricardo Ferretti y Guillermo Vázquez, y de este último, heredó el parado táctico que su antecesor empleaba hasta hace unas semanas en el Pedregal: “Me gusta esa formación (4-2-3-1), pero también hay que pensar que eso no puede ser algo fijo, tenemos que ser más flexibles, pensando en las características de mis jugadores. No soy de los entrenadores que se casan con una sola idea de juego”.

Vienen las bajas

En días consecuentes, la directiva de Universidad Nacional acudirá al draft del balompié nacional para cerrar ventas de algunos de sus jugadores. Gerardo Alcoba e Ismael Sosa parten como los principales candidatos para abandonar CU y enrolarse, al parecer, con Cruz Azul y Tigres, respectivamente. Se sabe que por ambos hay ofertas y la dirigencia no tendría problema en dejarlos ir, siempre y cuando le lleguen al precio de sus pretensiones. Vienen más cambios para Pumas.