Cabinho justifica irregularidad en CU

Cabinho, figura de los Pumas en el pasado e ídolo en el presente, consideró que la falta de triunfos en el Olímpico Universitario obedece a los constantes cambios en la dirigencia del club

Ciudad de México

Pumas ha recuperado parte de la mística que distinguió al equipo a lo largo de su trayectoria. Los ahora dirigidos por Guillermo Vázquez han lucido más fuertes jugando de visitantes que como locales en el Apertura 2014, pero aún así, la entrega de la plantilla de CU los mantiene en puestos de Liguilla. El único pendiente de Universidad sigue siendo ganar en su terruño, donde no consigue una victoria desde el 20 de abril de este año (ante Chivas, por marcador de 1-0).

Desde entonces, los auriazules acumulan seis partidos, acumulando tres derrotas y tres empates, y para un referente del pasado y presente en el Pedregal, como Evanivaldo Castro Cabinho, estos números como locales preocupan, pero los justifica por los constantes movimientos en la dirigencia azul y oro.

"Hay muchas críticas siempre porque Universidad es un equipo muy grande. Siempre se dice que no andan bien, que no tienen el desempeño deseado. Todo es parte de un proceso; si ahora el equipo no gana en CU, es por el cambio de entrenador, y por el acoplamiento que tiene que haber. Antes, no ganar en casa era una situación intolerable, pero no por eso hay que dejar de apoyar. El club ha vivido muchos cambios. No es que hayan perdido algo en específico; quizás ya no juegan con la misma intensidad de antes", advirtió el ex goleador vía telefónica.

Dentro del análisis que realiza Cabinho de la actual plantilla de Pumas, engrane por engrane, el ocho veces campeón goleador dentro de la Liga MX, externó que: "quizás a los jugadores de ahora les hace falta mejor preparación y saber que pertenecen a un equipo muy importante, porque a veces son tibios y les falta garra al jugar en casa".

Si de algo se jacta el brasileño, de 66 años, es que puede presumir que la entrega en el terreno de juego nunca fue una asignatura pendiente vistiendo el uniforme universitario.

Evanivaldo Castro llegó a México en 1974, y durante cinco años vistió los colores de Pumas, cosechando cuatro cetros de goleo individual y un campeonato de Liga (1976- 77). Cabinho sigue siendo un ídolo para la afición, lo fue en el pasado, y se mantiene como un referente ofensivo para las generaciones del presente, que reedita sus mejores pinceladas en la memoria colectiva de aquellos que le vieron anotar, y aunque la distancia del tiempo le ha alejado de algunos de sus mejores recuerdos vistiendo la casaca de Universidad, asegura que le gustaría estar ligado en un futuro cercano con el club.

"Sigo ligado sentimentalmente a Pumas. Lo que yo siento por Universidad es muy grande, y agradezco a toda la gente que me muestra siempre su cariño, pese a estar muy lejos (radica en

Brasil). Si fuera por mí, regresaba mañana mismo al país, pero las cosas son distintas ahora. En su momento intenté dirigir en México, pero no tuve fortuna con Lobos BUAP (en 2002); algún día me gustaría volver a Universidad y servirle como lo hice como jugador", dijo el máximo anotador en del futbol mexicano (312 goles).

—¿Qué tenía Cabinho tan especial como jugador que logró números nunca antes repetidos?

—Llegué al futbol mexicano muy preparado, siempre tratando de ser un profesional. Entrenaba todos los días, me preparaba fuerte futbolística y físicamente. Corrí con suerte de llegar a México con el pie derecho a un equipo que me cobijó (Pumas, en 1974), en el que hallé un grupo muy unido y con una base de compañeros que me recibió bien desde el primer minuto. El público y la afición de Pumas siempre me hicieron sentir uno más de ellos, una persona muy querida, eso me hizo enfocarme en mi trabajo, que era ayudar al equipo marcando goles, muchos goles.

Sentía y siento mucho por este equipo, eso fue lo que sucedió para que todo saliera como pasó.

"Ronaldinho va a triunfar": 'Cabo'

Hace apenas un mes, los Gallos Blancos del Querétaro confirmaron la llegada de Ronaldinho a la Liga MX.

El arribo del astro brasileño al futbol tricolor generó todo tipo de especulaciones y comentarios, y aunque poco a poco ya ha dado muestra de que su talento aún puede producir sonrisas, Cabinho, su compatriota, no tiene dudas de que el campeón del mundo en 2002 dejará huella en con los de Estadio La Corregidora.

"Ronaldinho fue campeón en todas partes donde estuvo; regresó a Brasil para cerrar su carrera, pero ahora lo trajeron a México, para intentar repetir un poco de lo que en su momento hizo. Me parece que le irá muy bien, porque su nivel aún le da para jugar en cualquier parte del mundo. Todavía tiene muchas ganas y hambre, su talento no debe cuestionarse. Va a demostrar en muy poco tiempo que se equivocan todos aquellos que lo juzgan como un jugador que está acabado".