Augurio ofensivo de Liguilla

Con 34 anotaciones, producto de sus primeras 15 fechas en el AP15, Pumas se encarrila a la fase final, donde la estadística dicta que serán protagonistas; Bruno Marioni alaba el ataque


Matias Britos, Eduardo Herrerae Ismael Sosa
Matias Britos, Eduardo Herrerae Ismael Sosa (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Los 34 goles que el aparato ofensivo de Pumas ha conseguido hasta el momento, sirven a su afición para ilusionarse con un futuro inmediato positivo, pero también, le aseguran un lugar a este ataque, entre los mejores desde la instauración de los torneos cortos. A falta de 180 minutos de juego y de lo que suceda en la Liguilla –mínimo dos duelos más–, esta línea será puesta a prueba para aspirar a romper o equiparar estadísticas históricas del club del Pedregal.

De momento, ya produjeron la novena mejor cosecha de anotaciones totales en los certámenes cortos.

Los números de los felinos también sirven para sacar conclusiones. Las últimas cuatro ocasiones que los de CU consiguieron que su ataque fuera su principal fuerza, llegaron hasta la final de dicho torneo (Clausura 2011, Apertura 2007, Apertura 2004 y Clausura 2004), siendo campeones en la más reciente ocasión de estas coincidencias, contabilizando un total de 36 dianas en 23 cotejos, tanto de fase regular como de Liguilla. El que su presente les vuelva a sonreír, es buen augurio para Pumas.

 Así, Guillermo Vázquez y la directiva azul y oro se han encontrado con la positiva sorpresa de que sus delanteros cuentan con el mejor rendimiento posible exhibido; en un semestre que, en el papel, se dedicarían a erradicar poco a poco la problemática del descenso y cuyo principal objetivo era conseguir 25 unidades en la fase regular, Pumas ya registra 31 puntos, a falta de medirse ante Querétaro en casa y de visitar al América en el estadio Azteca, en la última fecha del campeonato.

 Por si fuera poco, Bruno Marioni, el argentino que guiara a la producción ofensiva de mayor      eficacia que se le recuerde a Universidad Nacional en las  justas que duran un semestre (en el Clausura 2004, con 51 dianas a favor), ve con buenos ojos la racha que mantienen los integrantes de la zona alta de los auriazules. El Barullo, que se mantiene preparando como entrenador, aguarda para conocer los resultados que Eduardo Herrera, Ismael Sosa, Matías Britos y Fidel Martínez le redituarán a la escuadra estudiantil en la fase decisiva, cuando la presión sea mayor.

 “Es una ofensiva que te promedia de dos a tres goles por partido, que se sabe repartir la labor adelante y que no teme enfrentar a los rivales en casa o fuera de ella, con eso, el técnico ya está del otro lado. Es un ataque valiente y lleno de variantes, que lo mismo es efectivo a balón parado, que en desbordes a velocidad; Pumas ahora tiene la fortuna que sus ejes, los que definen el juego, atraviesan por un momento impresionante”, relató el sudamericano.

 Por su capacidad para definir, Marioni se hizo de un lugar en el corazón de los aficionados auriazules, y fue en el Clausura 2004, donde además de levantar el título del torneo, logró el campeonato de goleo –al final de la contienda sumó 18 conquistas totales–, por lo que es voz autorizada para hablar de los elementos que ahora mismo componen una delantera que en el pasado él encabezó; le gusta la combinación que ofrecen los cuatro futbolistas que aquí radican.

 “El equipo tiene a Herrera para definir, que, pese a ser un futbolista que necesita ser abastecido, es recurrente en los marcadores, se sabe despegar del rival para hacer daño; Britos es importantísimo, por sus pies pasan los balones que se convierten en jugadas de peligro, casi siempre en anotaciones; Fidel y Sosa son similares, aunque Ismael cuenta con una mayor gama de recursos. Ambos tienen definición y velocidad”.

 Sobre la labor de Memo Vázquez y la sinergia positiva que el timonel ha impregnado en el colectivo del Pedregal, Marioni valora su aporte, es un estratega que conoce y le agrada que sea él quien ha devuelto la calma a la afición del estadio Olímpico, así como las satisfacciones que desde su más reciente título no se vivían por aquellos rumbos; Bruno prefiera no ponerle etiquetas a los felinos y deja todo a la capacidad resolutiva de su ofensiva.

 “Me da gusto, Memo es un tipo que conoce perfecto a la institución y que sabe cómo sacarle lo mejor de sí a cada jugador. Por lo que representa Pumas en mi pasado, me agrada su presente, que estén ahí y que muy probablemente vayan a pelear, no solo por los primeros lugares, también por el título. Cuando un cuadro se encuentra tan enrachado, lo mejor es dejar que los resultados lleguen solos, no anticiparse a lo que va a suceder”