El gol se fue con Bruno Marioni

Desde la partida del delantero argentino, Pumas no ha encontrado un referente al ataque; en su primer torneo, guío la mejor ofensiva del equipo en los últimos 10 años

Bruno Marioni fue el último artillero extranjero en rendir frutos dentro de Universidad
Bruno Marioni fue el último artillero extranjero en rendir frutos dentro de Universidad (Mexsport)

Ciudad de México

Con 42 goles a favor, la mejor ofensiva del Clausura 2004 fue la de los Pumas dirigidos por Hugo Sánchez. El equipo que se coronó en ese certamen bajo las órdenes del Pentapichichi encabezó la lista de goleadores con Bruno Marioni (con 18 conquistas entre la fase regular y la Liguilla) en su primer torneo en México. El poderío de aquella escuadra de Universidad los llevó hasta la fase final del torneo, donde se impusieron a Chivas en una emotiva final que se decidió en penales.

Marioni, el último campeón anotador del cuadro del Pedregal, una figura que no ha vuelto a surgir en la escuadra que ahora comanda Guillermo Vázquez, considera que los números que se dieron durante su primera etapa con Pumas no se han repetido en el aparato ofensivo, debido a la inestabilidad que ha permeado en la directiva, así como las malas decisiones tomadas, y a que llegaron algunas contrataciones de jugadores que no cumplían con el perfil para jugar en CU en esa zona de la cancha.

"No ha habido estabilidad en el equipo, ni en la directiva; quizás no se han tomado buenas decisiones, aunado a que algunos jugadores no han rendido lo que de ellos se esperaba. Hace mucho que el club no figura y está en los primeros planos de manera permanente, y aunque salieron campeones (2009 y 2011). Hoy tienen a Dante López, Matías Britos y Eduardo Herrera como delanteros, además de Ismael Sosa, que no ha sido utilizado en su posición original, pero creo que no han podido ser aprovechados como ellos esperan para marcar la diferencia. No han explotado".

JUGABAN PARA ÉL

El ex delantero de Universidad recuerda con cariño su paso por el cuadro de CU, así como la afición le reconoce su entrega, y asegura que el título de goleo y el inicio del bicampeonato en

2004, se fraguó desde su llegada al club, pues Hugo Sánchez le cedió la responsabilidad de hacerse presente de manera permanente en el arco rival; Bruno otorgó buenos resultados a la confianza de su estratega, y el resultado dio como resultado a los Pumas más ofensivos de los últimos 10 años.

"Sí, ese Pumas jugaba para mí. Todos embonábamos perfecto, todos nos conocíamos muy bien y queríamos formar parte de la historia del equipo, por eso nos entregábamos al máximo, y los resultados se vieron en el primer semestre. Recuerdo que cuando recién llegué, Hugo Sánchez le dijo al vestidor: 'llegó el jugador que faltaba para que saliéramos campeones, él es lo que necesitamos'. Al escucharlo me sorprendí y pensé que lo defraudaría, pero lo que él veía en mí era al jugador capaz de meterla e hizo que la ofensiva jugara en torno a crearme oportunidades".

SUEÑA CON VOLVER

Con la ilusión de dirigir por primera vez a algún equipo a principios del próximo año, Bruno Marioni confesó que está a punto de culminar su curso de entrenador y que volver a México en su nueva faceta es una prioridad; pese a que luce complicado, confesó que le gustaría estar en algún momento en el banquillo de los Pumas, y otorgarle a la institución los dividendos y satisfacciones que le dieron a él como jugador auriazul.

"El curso de entrenador está prácticamente terminado. Mi idea es estar en México y comenzar esa etapa de técnico aquí. Amo este país porque me lo dio todo cuando me tocó venir, y me siento en deuda; indudablemente me encantaría comenzar como entrenador en la Liga MX. Sigo completamente identificado con Pumas, porque ahí pasé momentos increíbles. Me gustaría regresar, estar ahí, estar al mando y dirigir al equipo. Sueño con devolverle a la afición y a la institución todo lo que me dieron", puntualizó.