Bravo, hasta el juego contra Chivas

El delantero argentino todavía no tiene el alta médica de la lesión muscular que sufrió hace casi un mes (contra Atlante); los pronósticos apuntan a que estará para la Jornada 16, cuando se midan al Guadalajara

Ciudad de México

Martín Bravo no jugará contra Veracruz, el delantero se quedará en la capital del país para seguir con su recuperación de la lesión que sufrió en el partido contra Atlante en la Jornada 11 del actual curso, el pasado 16 de marzo.

Ese día, Bravo había marcado un par de goles, pero cerca del final del primer tiempo sintió el pinchazo en el muslo derecho, el diagnóstico fue una lesión muscular de segundo grado en el recto femoral derecho. En principio se pensaba que eran tres semanas las que Martín estaría sin actividad, con lo que volvería para la Jornada 15 que se juega este fin de semana.

Sin embargo, ayer se le practicó un estudio al argentino el cual arrojó que la lesión aún no cicatriza al cien y, en conjunto con el médico Roberto Rodríguez, se decidió que Martín no tenga actividad esta semana y que se reintegre a los trabajos del equipo la próxima, cuando el equipo aliste el partido con Chivas.

Martín confirmó a La Afición que aún no está para volver a la actividad con Pumas.

"Todavía no, creo que para el otro fin de semana ya estaré; hoy (ayer) me hice un estudio y salió que aún no ha cicatrizado completamente, falta muy poquito, pero es mejor no arriesgar y es mejor esperar una fecha más y después volver bien y con todo para el partido con Chivas. Siempre lo he dicho y lo recalco, lo importante es el equipo, prefiero esperarme esta fecha y volver seguro para el partido con Chivas, lo importante es estar bien y al cien y no con dudas, porque decidimos con el doctor dejar esta fecha, continuar con la recuperación, porque lo importante es el bienestar y al equipo también le beneficia que esté al cien por ciento y no a media máquina. Lo importante es el equipo y ojalá que cuando regrese en estos dos clásicos (Chivas y Cruz Azul) me pueda tocar volver a anotar o hacer buenos partidos, lo que pueda hacer sería benéfico para el equipo".

Martín tiene sentimientos encontrados, por un lado tranquilidad de que Pumas sigue peleando por los puestos de arriba y por el otro, ansiedad de querer estar en el campo.  “Lo importante es estar tranquilo, ya llevo casi un mes sin estar en la cancha, pero estoy tranquilo, porque el equipo está bien y si eso sigue todos estamos bien, me deja tranquilo que los muchachos están haciendo las cosas súper bien y si no es para confiarse tenemos que valorar el tercer puesto y no dejarlo escapar. Y claro que ya tengo ganas de estar jugando, quiero seguir aportando y jugando, hoy me toca verlo de afuera y apoyando con todo, y cuando me toque estar dentro tratar de hacerlo lo mejor posible”.

Bravo sabe que es el momento más crucial de la temporada, cuando todo el equipo debe estar espabilado para amarrar su pase a la Liguilla, sobre todo porque la distancia con el resto de equipos no es tan grande, por lo que confía en que sus compañeros mantengan el pulso y, por ende, los primeros puestos de la tabla.

"Se vienen cosas importantes, ahora hay que pensar en mi recuperación y que el equipo pueda calificar, que pueda conseguir una victoria el sábado ante Veracruz y estar un poco más tranquilos, porque hoy la tabla está muy apretada y un resultado a favor o en contra te puede meter o sacar de la Liguilla. Lo importante es buscar seguir en el paso que tenemos de victoria y hacer lo posible por lograr la calificación lo más pronto que se pueda".

Pumas aguarda por Martín, si el nivel se mantiene el equipo estará en Liguilla, ahí será crucial contar con sus goles; por ahora, en Veracruz no estará su picardía, pero contra Chivas y Cruz Azul, Universidad volverá a contar con su hombre más letal.