“No soy un provocador”: Palacios

Marco Antonio rechazó ser un futbolista increpador, aunque se consideró un elemento con "carácter"  y "apasionado" 

Marco Palacios, defensa de Pumas
Marco Palacios, defensa de Pumas (Mexsport)

Ciudad de México

Marco Antonio Palacios, defensa de Pumas, habló sobre la situación que vivió en el partido del fin de semana contra América, cuando recibió un rodillazo de parte de Francisco Javier Rodríguez, que derivo en la expulsión del central americanista, y que ayer el propio 'Maza' comentó que "estoy externando el error que tuve el fin de semana, no pude mantener la cabeza fría con un jugador como lo es el 'Pikolín'. Me hice rudo, y ahora soy el malo de la película".

Al respecto, Palacios comentó: "soy un jugador apasionado, tengo mucho carácter; lo que pasa en la cancha, ahí se queda. El 'Maza' mis respetos, es un jugadorazo, déjenlo tranquilo, somos amigos; es un gran jugador y por eso está en la selección, tiene todos los méritos y hay que dejarlo tranquilo".

Palacios, quien dijo que aunque se le ha criticado por su forma de jugar, él se definió como "un jugador que marca fuerte, eso me ha caracterizado y el día que no vaya con esa determinación me retiro. No soy provocador, la pasión se queda en la cancha y fuera de ella, incluso, he convivido en fiestas infantiles con jugadores del América".

Respecto a lo que el 'Maza' apuntó, que el 'Pikolín' parecía jugar a la lucha libre y no al futbol, Marco también tuvo palabras con un toque cómico: "las luchas nada más las de la tele, soy un futbolista muy aguerrido, respeto su opinión y ahí en la cancha estaba Marco Rodríguez, el mejor de México y al que no se le escapa una, así que no amarren navajas".

Sobre el Protocolo Contra el Racismo que entrará en vigor en los juegos de Copa MX, el central de Pumas dijo que todavía no está bien entendido, de cómo operarán estas medidas. "Escuchando comentarios, no me he enterado muy bien, pero mientras no interrumpan el partido, creo que está bien"; sin embargo, Palacios comentó que sí sería bueno que todos los aficionados que acudan a un campo de futbol hagan lo posible por erradicar este tipo de manifestaciones.

"Esto es muy importante, hay que unirnos; queremos que vayan nuestros niños al estadio y que no haya racismo. Los estadios en México siguen siendo sanos y hay que tener que tener presente esto. Los que están afuera, que disfruten del partido".

PALACIOS Y VERÓN VIVIERON DENUNCIA DE RACISMO EN 2010

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación investigó el supuesto racismo contra Felipe Baloy, panameño que en aquél entonces jugaba en Santos, a quien Marco Antonio y Darío habrían llamado "mono" y "esclavo".

"Después del diálogo, derivado del proceso de conciliación por la queja de oficio que emprendió el Conapred, los jugadores Palacios y Verón ofrecieron realizar acciones en favor de la cultura de la no discriminación y la igualdad, así como a encabezar una campaña de difusión sobre estos temas", emitió el organismo.