El relevo ideal

Para suplir bajas de Alcoba y Verón, Guillermo Vázquez ha echado mano de Luis Fernando Quintana, quien aguarda su momento para afianzarse

Luis Quintana posa en su casa, el Olímpico de CU
Luis Quintana posa en su casa, el Olímpico de CU (Iván López )

Ciudad de México

De la misma manera con la que los triunfos llegaron a Pumas (tres al hilo), los titulares en la defensa central, Darío Verón y Gerardo Alcoba, padecieron suspensiones y lesiones que condicionaron su presencia en el campo en las últimas tres fechas; sin embargo, pese a que el escenario no era el mejor, Guillermo Vázquez se refugió en los servicios del joven Luis Fernando Quintana, quien ha suplido a ambos de buena manera.

Este fin de semana, de nueva cuenta habrá rotación en la zaga y esta vez será Verón el que se ausente por acumulación de amonestaciones (5), por lo que Luis Fernando tendrá actividad por cuarta jornada seguida.

"Siempre he sido claro con mi presente: estoy para ser el relevo de cualquiera de los dos titulares actuales, que son gente de mucha experiencia. Afortunadamente para mí, las cosas se han dado para que tenga minutos y también para que el equipo sume en recientes fechas; me siento muy bien, muy motivado. La confianza me la han dado Verón y Alcoba, que siempre se acercan para darme palabras de aliento", detalla el central de 23 años.

Otro factor fundamental para que Quintana se haya acoplado rápido a las exigencias del primer equipo en Pumas ha sido la injerencia de Memo Vázquez en el zaguero, pues el estratega lo conoce desde la primera etapa en la que dirigió a Universidad; Luis Fernando se sinceriza y pese a que siente un gran compromiso por defender los colores de Pumas, también trata de disfrutar el momento.

"Memo Vázquez me ha apoyado y me ha pedido que esté muy atento en todo, que esté tranquilo, pero muy alerta. Él me conoce desde algunos años y sabe lo que puedo darle en el campo. Creo que los minutos que he tenido me han llenado de seguridad; creo que he hecho lo que cualquier joven con mi oportunidad hubiera hecho. Estoy tratando de aprovechar esto al máximo y también de disfrutarlo".

Quintana Vega recorre las tribunas del Olímpico Universitario con tranquilidad durante la entrevista y se sorprende de las dimensiones del recinto; "es inmenso y se ve precioso ahorita", asegura. El central afirma que en este estadio no pueden dejar ir más puntos, ya que la recta final del certamen será trepidante: "aquí no podemos perder, hay que redoblar esfuerzos".

UNA DURA PRUEBA

Este fin de semana, Universidad Nacional se medirá a Leones Negros, un sinodal difícil al que el apremio de sumar puntos para eludir el descenso no le permite bajar los brazos; en el vestidor de Pumas esperan un duelo intenso este domingo y saben que la batalla será decisiva en la zona defensiva para los locales del recinto del Pedregal.

"Va a ser un partido muy parecido al de Puebla, en el que hay que ser intensos, no bajar la guardia y estar mucho al pendiente de lo que trate de hacer el rival. Leones Negros es un equipo rápido, bien dirigido, pero nosotros nos jugamos el pase a la Liguilla en estas jornadas y queremos estar ahí; este equipo siempre debe estar peleando por el título de Liga", señaló Luis Fernando Quintana.