Centenario en el banquillo

Memo Vázquez cumple mañana 100 juegos como DT de Pumas, club con el que ha vivido 3 etapas desde su interinato en 2006; ya se coronó en 2011

Guillermo Vázquez en un partido con los universitarios
Guillermo Vázquez en un partido con los universitarios (Mexsport)

Ciudad de México

Corría la fecha 12 del Clausura 2006, Miguel España era el encargado de la dirección técnica en Pumas, que atravesaba por una resaca futbolística, de resultados positivos, luego de conseguir el bicampeonato de la mano de Hugo de Sánchez durante 2004.

En aquella jornada, disputada en el Nemesio Diez, los universitarios sucumbieron ante la localía escarlata por marcador de 2-1 y el resultado le costó el puesto al antiguo mediocampista, pese a ser un emblema para la institución.

Los del Pedregal agudizaban su crisis, sin posibilidades de entrar a la Liguilla de ese semestre.

Entonces apareció Guillermo Vázquez como la opción más viable para tomar las riendas del club de manera interina, y terminar así de modo decoroso un certamen catastrófico para la institución. El perfil bajo y la forma de ser del alguna vez contención era lo que Pumas requería en ese momento. Memo surgió de La Cantera, debutó en el primer equipo auriazul en 1984 y jugó para Universidad por seis años. El inicio de su travesía en el banquillo significó el comienzo de un romance que hasta la fecha perdura.

Los números de Vázquez Herrera fueron sólidos (sumó dos victorias, dos empates y apenas un descalabro) como estratega interino. Al torneo siguiente, la directiva apostó por su continuidad y lo colocó en el cuerpo técnico de Ricardo Ferretti, a quien le encomendaron el timón azul y oro. El Tuca terminó de pulir el estilo de Memo, quien al lado del brasileño experimentó de todo un poco, desde pelear por la permanencia, hasta conseguir el campeonato de Liga (Clausura 2009).

Con la partida del Tuca de CU, la dirigencia puma le brindó la confianza a Vázquez y a partir del Apertura 2010 asumió la encomienda de colocar a Pumas en los primeros sitios. El estilo de juego, el armado del equipo, en una combinación de veteranos nacionales y extranjeros, con jóvenes canteranos, convenció pronto a la grada; además, muy rápido vivió en carne propia el éxito, al conseguir el título del Clausura 2011, ante Morelia, en la cancha del Olímpico Universitario.

Pese a que abandonó a su alma mater a finales del Clausura 2012, después de que la relación entre cuerpo técnico y la directiva de ese entonces se desgastara, Guillermo Vázquez regresó a mediados del Apertura 2014 a Pumas, su casa, para recomponer el camino del club, darle forma a un once titular y meterlo a la Liguilla, donde cayó frente al América, a la postre campeón, en cuartos de final.

Universidad juega a lo que pretende su entrenador, ha adoptado su estilo de nueva cuenta, y aunque el Clausura 2015 comenzó incierto, este domingo tendrá una oportunidad más para hacer valer su casa y conseguir una victoria contra Toluca.

No será un domingo cualquiera en Ciudad Universitaria, el entrenador más efectivo de Pumas en los últimos años cumple 100 partidos al mando del club, y la victoria será el escenario perfecto para refrendar que la comunión entre sus jugadores y el timonel es total:

"Contra Toluca será un partido complicado, un duelo intenso, que nos va a exigir brindarnos desde el primer minuto. La idea es ganar en CU, sumar nuestros primeros tres puntos", detalló Memo a media semana, luego del cotejo de Copa ante Zacatepec.