“Me gusta ser líder”: Gerardo Alcoba

El zaguero no rehúye el rol de capitán sin gafete para los Pumas; el charrúa asegura que le sienta bien la voz de mando en la defensa auriazul

Gerardo‏  Alcoba, jugador de Pumas
Gerardo‏ Alcoba, jugador de Pumas (Michel Trevilla )

CIUDAD DE MÉXICO

Con casi cuatro meses en México, y habiendo vivido un poco de todo con Pumas, Gerardo Alcoba hace una análisis positivo, de manera general, de lo que ha sido su estadía en la Liga MX. Después de sortear la crisis con Universidad, que tuvo al borde del despido a Guillermo Vázquez, y ahora que el equipo viene en franco repunte dentro del Clausura 2015, el central uruguayo aseguró que le agrada llevar la voz de mando en la zona defensiva; es un papel que no desconoce.

“Mi adaptación, honestamente, se ha dado con algunos altibajos, pero bien en general; haciendo un análisis, creo que es positiva mi estadía. Trato de aportar liderazgo, experiencia, me gusta sentirme así, importante dentro del campo, estar en contacto con todos mis compañeros a lo largo del juego. Estoy contento con lo que he hecho hasta este momento”, detalló el zaguero.

Con nueve encuentros disputados y 810 minutos en el terreno de juego, Gerardo espera convencer a la directiva azul y oro, para que esta haga efectiva su opción de compra; el defensor vino a CU a préstamo (por un año) y sus servicios pertenecen aún a la Liga Universitaria de Quito, de Ecuador, pero mantiene intacta la ilusión de consagrarse y fi­rmar con el cuadro felino una extensión al término del 2015.

“Trabajo con humildad, me trato de acoplar a las limitaciones que tenemos y me gusta entregarme. A mí me agrada la identidad de este club, me encantaría quedarme mucho tiempo aquí; la historia y la disciplina de este equipo, me encanta. Memo Vázquez es un profesional. Está muy arraigado en la institución y todos le respetamos a nivel laboral. Como persona es excelente y es un gusto tratarlo a diario. Al defender a Pumas, de­fiendo también los intereses de mi técnico”.


Alcoba Rebollo se entrelaza las manos, aprieta la mandíbula y ­ja su mirada en la cancha del Olímpico, donde se realiza la entrevista, al hablar del siguiente partido; el semblante del charrúa cambia a uno un poco más serio. Para Pumas, Puebla es su siguiente sinodal, y en el interior del vestidor auriazul saben que el partido no será sencillo contra La Franja, pero desean mantener intacta su racha de dos encuentros sumando únicamente victorias.

 “Si mantenemos el orden y la regularidad, podemos aspirar a la Liguilla, aún está lejos esa posibilidad. No es imposible, pero sí dependerá mucho del orden defensivo que logremos tener en lo que resta del torneo. Por lo pronto, este ­n de semana tenemos una dura prueba contra Puebla, un rival muy difícil; ellos vendrán a CU a hacer su juego y a tratar de arrebatarnos tres puntos. Ellos se juegan mucho cada 90 minutos”.

Sobre el cariño que ya le ha demostrado parte de la afi­ción universitaria, el ‘3’ de Pumas solo tiene palabras de agradecimiento, aunque evita a toda costa que se realicen comparaciones con Marco Palacios, a quien llegó a suplir: “Hay de todo tipo de críticas desde mi llegada. Afortunadamente, la mayoría de la a­ción me ha tomado cariño y yo a ellos. Poco a poco me he ido ganando su confi­anza; respeto mucho lo que signi­có Marco Palacios, pero ahora me toca a mí estar aquí y darlo todo”.