Con la garra charrúa

Los uruguayos Gerardo Alcoba y Jonathan Ramis solo prometen sacrificio y entrega para aportar su futbol a los Pumas de Guillermo Vázquez; uno es defensa central y el otro delantero, posiciones que al equipo le duelen

Gerardo Alcoba y Jonathan Ramis, sonrientes y de buen humor tras sus primeros días en México
Gerardo Alcoba y Jonathan Ramis, sonrientes y de buen humor tras sus primeros días en México (Iván López)

Ciudad de México

Pumas ya tiene equipo completo para el Torneo Clausura 2015. Y con Silvio Torales, Yosgart Gutiérrez, Gerardo Alcoba y Jonathan Ramis, los auriazules buscarán cumplir con la obligación de ser protagonistas. Alcoba y Ramos son uruguayos, ambos jugaron en la Liga Universitaria de Quito, de Ecuador, y son las más recientes adquisiciones.

Estos dos refuerzos pumas no solo comparten nacionalidad, también el deseo de ser figuras. Gerardo, defensor central, espera afianzarse y triunfar con el cuadro del Pedregal; mientras que, Jonathan, atacante que lo mismo se ubica como mediapunta que pegado por la banda izquierda, desea pelear por el título de la Liga MX desde el primer semestre del año.

"Pumas es un equipo que se identifica con mis virtudes: sacrificio y entrega. Quiero afianzarme y demostrar que vengo comprometido con el club", dijo Alcoba a La Afición.

"Quiero aportarle mi futbol a Pumas, entregarme al máximo y cumplir con los objetivos planteados para la temporada, uno de ellos es pelear por el título desde la primera jornada", complementó Ramis.

EL ENTRENADOR

Aunque no han completado ni una semana de entrenamientos, Alcoba y Ramis ven en la figura de Guillermo Vázquez al líder del grupo, una entidad de respeto, y comparten sus métodos y conceptos.

"El técnico tiene muchos conceptos de lo que quiere; voy a tratar de aprenderle y trataré de cumplir con lo que me pida desde el primer momento", comenta Jonathan Ramis, casi una frase para sí mismo, el convencimiento de que los éxitos llegarán si se mantienen por la ruta de Memo.

"Me gusta que el entrenador imponga una línea de respeto, eso es muy importante. Se ve desde el primer momento que sabe lo que pretende, que es un tipo muy preparado".

LA CANTERA

Ramis ha aprovechado su breve estancia en el país para nutrirse de los valores pumas; el delantero resaltó el aporte de las fuerzas básicas del conjunto auriazul: "Sabemos que Pumas mira y respeta mucho a los chicos que surgen de La Cantera, por eso, a uno, como extranjero, le toca trabajar muy fuerte y sacrificarse y eso quiero demostrar".

Para Alcoba, su adaptación a la Ciudad de México ha sido más sencilla, debido a que un viejo conocido suyo, Matías Britos — también puma—, se ha acercado a él y a Ramis, para facilitarles las cosas en su estancia; el zaguero confesó que admira cualidades del volante, y que disfruta tenerlo ahora como compañero de colores.

"Matías Britos no tuvo la oportunidad de jugar en un equipo grande de Uruguay (Defensor Sporting, entre otros cinco clubes), pero siempre admiré su tenacidad, su juego. Ya lo conocía; ahora me toca compartir vestidor con él y ha sido fundamental para que el grupo nos dé la bienvenida de mejor manera. Es una persona excepcional", puntualizó Alcoba.