Eduardo Herrera, goleador de ‘Memo’ Vázquez

El delantero vivió un semestre de contrastes y sus anotaciones fueron fundamentales para Pumas; ahora, en Liguilla, espera mantener la inercia 

Eduardo Herrera, delantero de Pumas
Eduardo Herrera, delantero de Pumas (Mexsport)

Ciudad de México

Eduardo Herrera regresó a Pumas para este torneo, luego de un año en Santos, donde las oportunidades de mostrarse fueron escasas.

Durante las primeras cinco jornadas, con José Luis Trejo en el banquillo, el ariete no fue tomado en cuenta, pero con el regreso de Guillermo Vázquez, el '15' de Universidad cobró relevancia, al mismo tiempo que marcaba goles fundamentales. Las cosas cayeron por su propio peso y en el tiempo justo.

La fase regular del Apertura 2014 arrojó el mejor torneo de Eduardo Herrera. El atacante de 26 años culminó como el futbolista nacional de mejor efectividad, igualando sus números con Oribe Peralta en cuanto a la cifras de la cosecha (8 goles, pero con menos minutos en el campo). En cada zona mixta o entrevista uno a uno, da constancia de su momento, Herrera no duda en anteponer lo colectivo a lo individual y también resalta la importancia de un hombre fundamental en su trayectoria: Guillermo Vázquez, su actual técnico y el estratega que lo debutó (Apertura 2011) y que le devolvió la confianza extraviada.

7 AÑOS registra Herrera perteneciendo a Pumas, desde su incorporación al equipo para la campaña 2007-08.

"Es importante (sus ocho anotaciones), obviamente estoy contento por eso; fue un buen torneo, pero estoy más feliz por el paso del equipo, por la calificación que ya conseguimos y bueno, ahora toca seguir con buenas actuaciones que apenas viene lo mejor que es la Liguilla.

Este equipo ha hecho las cosas de buena manera, y gran parte de esto es por Memo, todos nos entendemos porque sabemos qué es lo que quiere de nosotros", puntualizó el goleador después de anotar un doblete a Rayados.

SALDAN DEUDA

Después de siete meses de no conseguir una victoria en la cancha del Estadio Olímpico Universitario, contra Monterrey, en el momento que los tres puntos más urgían, Pumas logró el triunfo como local.

Para Eduardo Herrera, el desempeño y el resultado ante los regios fue plausible y consideró que era éste el escenario ideal para ingresar a la Liguilla, donde el superlíder del semestre, el América, ya les aguarda.

"Fue importante que ya pudiéramos ganar en CU, por la afición, porque se logró la clasificación aquí. Eso nos da una alegría a nosotros con los fans y seguramente estarán esperanzados en que verán un buen partido contra el América. Hay que pensar en grande y seguir con esta racha positiva, creer que podemos mejorar. Estamos en la Liguilla y ahora cualquier cosa puede pasar.

7 TORNEOS acumula el delantero en Primera División, desde su debut con Universidad en el Apertura 2011; jugó un año en Santos.


Ahora toca el América, necesitamos prepararnos bien. Sabemos que hicimos un buen partido allá en el Azteca (en la fase regular, jornada 7) y creo que podemos repetir ese tipo de resultados".

GARANTIZA SHOW

El clásico entre Pumas y América es un partido de gran demanda a nivel nacional, en el que la rivalidad de antaño se enciende cada vez que estos dos se enfrentan en el terreno de juego, y en los cuartos de final de la Liguilla que está a punto de comenzar, no será la excepción. "La verdad es que cualquier equipo está bien. Qué bueno que nos tocó contra el América, porque es un juego que se vive con mucha intensidad siempre. Va a ser un encuentro que tanto nosotros como la gente lo va a disfrutar. Ellos seguramente estarán preocupados porque les toca contra nosotros", confirmó Herrera.

UN RIVAL DE CUIDADO

El encuentro ante Monterrey fue el primero de Francisco Dutari como titular desde que llegó a Pumas. El defensor central argentino no mostró nerviosismo y estuvo atento a los movimientos de Humberto Suazo, pues le tocó marcarlo de cerca.

Pese a que apenas vive su primer semestre como azul y oro, el zaguero ya siente los colores de Universidad y en la Liguilla, aunque sea el América el rival, dijo que serán un sinodal que no contemplará concesiones.

"Sabemos que el América es un rival de mucho respeto, que es un gran club, que requiere de toda nuestra atención para evitar que las cosas salgan mal, pero ya lo demostramos en el clásico (de fase regular), que somos capaces de ganarles y también en su casa. Ahora se vivirá un partido aparte, pero tienen que tener cuidado de nosotros, porque no somos víctimas", advirtió Dutari.