Eduardo Herrera, el amuleto auriazul

El atacante pasó de no ser tomado en cuenta con José Luis Trejo al mejor anotador mexicano del torneo; cada que anota Pumas no pierde

Eduardo Herrera festeja uno de sus goles en el juego contra Monterrey
Eduardo Herrera festeja uno de sus goles en el juego contra Monterrey (Santiago Chaparro )

CIUDAD DE MÉXICO

Eduardo Herrera ha sido fundamental en Pumas para que hoy se encuentren en la fase final del torneo Apertura 2014. El atacante supo sobreponerse a un inicio incierto para ganarse la titularidad y, posteriormente, responder con goles.

Borrado

Bajo el mando de José Luis Trejo, el delantero que regresaba después de un préstamo con Santos Laguna, no tuvo muchas oportunidades. En los cinco partidos que disputó Pumas con Trejo, Herrera solo vio acción en 43 minutos, en todos ellos los universitarios se fueron con la derrota y no logró anotar.

El regreso de la mano de su mentor

Con el regreso de Guillermo Vázquez al banquillo auriazul, Lalo volvió a ganarse una oportunidad con el timonel que lo debutó en Primera División un 24 de julio del torneo Apertura 2011.

Desde de que Memo lo metió como titular en la jornada 6, Herrera no soltó el puesto y se convirtió en indiscutible del once inicial, pero sobre todo en el referente del ataque universitario.

Goles son amores

El delantero universitario acabó como el mejor anotador mexicano en el torneo regular con 8 dianas, junto a Oribe Peralta.

En seis fechas se hizo presente en el marcador, anotando dos dobletes frente a Puebla y, el más reciente, contra Monterrey. El resto de sus víctimas fueron Xolos, Morelia, Jaguares y Cruz Azul.

Mientras anote, Pumas no pierde

En todos los partidos que anotó, Pumas jamás se fue con la derrota. De las seis jornadas en las que se hizo presente en el marcador, en dos (Xolos y Jaguares) los auriazules se llevaron un punto, en tanto que en las restantes cuatro (Morelia, Puebla, Cruz Azul y Monterrey) el conjunto felino se alzó con la victoria.

A consolidarse

Eduardo Herrera ha vivido todo un proceso con Pumas, a sus 26 años espera por fin ser el referente en el ataque auriazul, emulando a otros grandes delanteros canteranos de universidad.

Esta liguilla podría ser la oportunidad perfecta para afianzarse como el hombre gol de Pumas.