Pumas y su rotación en la zaga

En las últimas tres fechas, el sistema de Universidad Nacional permitió incorporaciones en la zona baja; por fin, encontraron la ansiada estabilidad en la defensa

De izquierda a derecha: Verón, Quintana, Van Rankin, Alcoba y Fuentes
De izquierda a derecha: Verón, Quintana, Van Rankin, Alcoba y Fuentes (Mexsport)

Ciudad de México

Pumas padeció en defensa durante las primeras fechas del Clausura 2015. Universidad llegó a ser la zaga más vulnerable del certamen, pero este conflicto ha ido de más a menos en las tres recientes fechas de la competencia. Pese a rotaciones por necesidad en la zona baja, Guillermo Vázquez encontró el equilibrio durante los últimos encuentros, aunque no ha logrado mantener la titularidad de sus elementos en esta zona.

La crisis que padecía el cuadro del Pedregal se esfumó de la misma manera con la que se marchó el desajuste en la zaga. Ante las lesiones de Gerardo Alcoba y Darío Verón, Memo utilizó a Luis Fernando Quintana como comodín para suplir a cada uno. El canterano se ha mostrado fuerte, cronometrado con sus compañeros y a tope futbolístico; ninguna de las ausencias le ha afectado al equipo, por el contrario; con las rotaciones, Pumas se ha visto mejor en la zona defensiva. Ahora son más fuertes en este tramo del campo.

"Ha sido un torneo complicado, lleno de situaciones atípicas y que no esperábamos; los chicos de La Cantera han sido utilizados en momentos de mucha tensión y han dado la cara por la institución; tienen talento y deben aprovechar las oportunidades que se les presentan, aunque estas no sean las más adecuadas. Como hombre de experiencia, trato de acercarme a ellos, de hablarles de lo que yo puedo aportarles. Estoy al pendiente en todo momento", advirtió hace unos días Gerardo Alcoba.

Por el costado derecho de su línea defensiva, Vázquez ha utilizado habitualmente a Josecarlos Van Rankin, que poco a poco se gana a pulso la consolidación en el máximo circuito; al canterano le hace falta mejorar en el último toque, finalizar de otra manera las jugadas que inician en sus botines y atreverse, incorporarse con mayor frecuencia al ataque; por ese mismo sector, Memo le ha dado a Javier Cortés la posibilidad de mostrarse, retrasándolo de su habitual posición en el campo. La parcela derecha está bien resguardada.

En la lateral izquierda, Luis Fuentes es garantía de experiencia, pese a sus recientes altibajos. Aunque sigue siendo joven (a sus 28 años), su recorrido en Primera División le permite ser una pieza importante en el esquema del equipo; por este sector, Memo también le ha dado minutos a Jesús Gallardo, reconvirtiendo al jugador. Sin embargo, al juvenil atacante le ha costado adaptarse a estas condiciones.

"Nos han afectado las bajas de juego, sanciones y lesiones, pero el equipo ha mantenido la ambición con la que iniciamos la competencia; ha sido cuestión de tiempo para que todo se acomode a nuestro favor", comentó el entrenador. "Todavía falta gran parte del torneo para que esto termine y mantenemos las ganas de estar ahí y conseguir algo; no bajamos los brazos, aunque ha sido un inicio complejo", dijo Luis Fuentes.

LA ESTABILIDAD MENTAL

Pese a los momentos complicados en lo que va del semestre, en el interior del vestidor azul y oro, mantienen las esperanzas intactas con las que empezaron la competencia, y aguardan por un desenlace trepidante del torneo para entrar a la Liguilla, y a su vez encontrarse con su máximo nivel, para pelear por el título; Alfredo Saldívar, arquero titular de Pumas, tiene noción de esto y se traza varias metas a corto y mediano plazo.

"El equipo está mentalmente consciente que no hemos salido del bache, que estamos en el doceavo lugar y queremos estar aún más arriba. No nos podemos relajar en estos momentos. Todavía nos falta mucho para estar al cien por ciento, lo más importante ahora es cerrar bien para primero calificar y luego pensar en luchar para el campeonato", advirtió Saldívar la semana pasada.