Inexperiencia contra solidez

Cruz Azul seguirá dándole juego a sus canteranos para suplir las bajas que tiene en la defensa central; por el contrario, Pumas, bajo la batuta de Darío Verón, se ha convertido en la zaga más regular

Darío Verón y Omar Mendoza
Darío Verón y Omar Mendoza (Mexsport)

Ciudad de México

Cruz Azul nunca imaginó que a estas alturas del torneo estaría en el fondo de la tabla general.

Tampoco presupuestó que encararía la parte más crítica del campeonato con una defensa central con muy poca experiencia debido a las lesiones de sus zagueros titulares. Pero las cosas se fueron acomodando para que así sucediera.

De la que fue la mejor defensa de los últimos dos torneos solo queda el recuerdo; ahora, una nueva línea afronta el reto de sacar al equipo adelante en medio de la crisis de resultados. Los 15 goles que ha recibido La Máquina son demasiados si se considera que hace un año recibió esa misma cantidad en los 17 juegos de la fase regular, y que hace unos meses solo le hicieron 14 en el mismo número de partidos. Los protagonistas del muro azul del último año fueron Julio César Domínguez, Francisco Javier Rodríguez, Gerardo Flores y Fausto Pinto.

Sin embargo, para el partido de este sábado contra Pumas, solo Pinto aparecerá como titular, mientras que el resto de la defensa será diferente. Otra vez, más por necesidad que por gusto, Cruz Azul apelará a sus canteranos para resguardar su zaga. Cata Domínguez aún no está listo para reaparecer y el Maza apenas comienza su rehabilitación, por lo que los novatos Omar Mendoza y Juan Carlos García serán los elegidos cubrir sus bajas, eso sí, acompañados en una línea de tres centrales con el experimentado Pinto.

Como carrilero por derecha estará Richard Ruiz, quien ha jugado ahí toda la temporada, y por izquierda jugará Fabio Santos, que ha alternado en esa posición con la de volante.

Pero será en los canteranos donde se centrará la mayor de las presiones. Los dos son novatos que están viviendo sus primeros juegos en la Primera División. Mendoza debutó precisamente ante Pumas el torneo pasado, pero de ahí a la fecha solo acumula cuatro juegos en la Liga MX, dos como titular, acumulando 234 minutos; números casi iguales tiene Juan Carlos García, quien debutó en esta temporada y apenas lleva dos partidos para un total de 180 minutos.

"En la parte defensiva estamos con gente nueva pero nos estamos preparando para este tipo de encuentro. No nos espanta. Te entra un poco de nervio, pero para eso nos estamos preparando, para pararlos", dijo ayer García en conferencia.

De igual manera, Omar Mendoza expresó su confianza en que puedan revertir el mal momento ante Universidad: "Muchas veces no importa dónde estés posicionado y de ahí se puede venir el repunte, es importante que se dé el funcionamiento que tuvimos con Monterrey".

Los dos canteranos de La Máquina estarán acompañados por Fausto Pinto, uno de los elementos más experimentados del plantel. También estará Ruiz, quien ha tenido un desempeño irregular debido a que él no es un carrilero natural, pero tuvo que ser habilitado por la lesión de Gerardo Flores. De igual manera, Santos ha jugado más como volante por izquierda, aunque su posición natural es la de lateral. Así las cosas, Cruz Azul llega con una defensa al vapor ante la mejor ofensiva del campeonato, faltará ver si sale ileso.

UNA DEFENSA TRABAJADA

Luego de padecer inestabilidad en la zaga durante el torneo pasado, Pumas ha encontrado el equilibrio en su retaguardia en este Apertura 2015; los integrantes de esta zona, incluidos los recambios habituales, se han acoplado a las exigencias de Guillermo Vázquez, además de hacerse fuertes como locales.

En CU, todavía, se mantienen sin recibir gol. Darío Verón lidera la línea de cuatro engranes con la Memo salta a la cancha; el paraguayo es el hombre de mayor experiencia en la plantilla, y parece haber recuperado el hambre por ganar. A su lado en la central está Gerardo Alcoba, de condiciones similares sobre el terreno de juego. Por el costado derecho, Vázquez ha rotado a sus elementos: Josecarlos Van Rankin es el titular, pero ante sus constantes ausencias por los llamados a selección preolímpica, Marcelo Alatorre ha dado la cara en esta lateral; por el sector izquierdo, no hay otro, es Luis Fuentes quien da salida ofensiva y de igual forma defiende.

"Nos hemos acoplado bien en lo que va del torneo; en lo personal, me siento mejor este semestre al lado de Darío, que durante el torneo anterior. Las labores defensivas inician desde la delantera, eso nos ha ayudado a estar más tranquilos atrás, porque nuestros delanteros también defienden", relató hace unos días Gerardo Alcoba.

Y es que no es casualidad. La defensa es una de las mejores líneas de los felinos; en comparación con el Clausura 2015, en la misma instancia (luego de ocho fechas), a los auriazules les habían marcado 16 tantos, mientras que ahora apenas han recibido nueve dianas. La mejoría es notable y en favor de su causa. Son sólidos.

Así, Universidad Nacional goza de una combinación funcional: experiencia, entrega, dinámica y juventud en la última línea, que, por si fuera poco, es de las tres defensivas menos goleadas en

lo que va del certamen. Aunque este fi n de semana, la exigencia será mayor; el rival amerita un incremento de concentración y cuidado. Cruz Azul será la prueba de calidad.

"El escenario para el partido del sábado es inmejorable, llegamos con un buen recorrido y esperando que el resultado nos sea favorable; en defensiva nos hemos visto bien, al igual que en ataque, pero no podemos confiarnos. Será una prueba difícil, en un estadio complicado", dijo Memo Vázquez después de imponerse a Veracruz.

Las realidades de ambas zagas muestran el contraste y el presente de las dos instituciones, y aunque en Pumas gobierne la calma, el mayor error que podrían cometer es el exceso de confianza ante La Máquina. La retaguardia refuerza y sostiene el paso de un equipo que recordó cómo imponer condiciones y así ganar. El duelo del sábado será fundamental.