"Valoro más el futbol": David Cabrera

El mediocampista de Pumas habla de la enseñanza que le dejaron las lesiones en sus rodillas y que le impidieron ir a los Olímpicos de 2012 y pelear un sitio para Brasil 2014

Ciudad de México

Las cicatrices que David Cabrera tiene en sus rodillas dan fe de la determinación que el mediocampista de Pumas ha tenido por superarse cada día. Poco a poco su futbol vuelve. El domingo, en el juego contra Atlante, tuvo dos asistencias de gol. Ambas a Martín Bravo, pero fue en la segunda en la que derrochó talento; amagó con disparar y puso un pase filtrado que dejó solo al delantero argentino, quien marcó el 3-0.

David se ha vuelto a sentir futbolista, superó dos veces la misma lesión —rotura de ligamento cruzado anterior—, heredero del medio campo universitario, irrumpió en el primer equipo y demostró tener los galones para ser el eje de equilibrio y punta de creación.

David se tronó en la selección nacional, en Pumas fue esperado con ansia, pero esas lesiones le quitaron del Tri, hay jugadores que por falta de capacidad no llegan al conjunto nacional y otro grupo al que algunas circunstancias le impiden vestir la playera verde. Ese fue el caso de Cabrera, quien llegó por méritos propios, pero la primera lesión (en la rodilla derecha) le privó de los Juegos Olímpicos de 2012. Luego, cuando ya había vuelto y apuntaba para la Copa Oro del año pasado, la otra rodilla se quebró.

El mediocampista mira el campo, disfruta de la pelota, pero también las otras cosas que no pudo hacer el tiempo que estuvo fuera. Arrancó el Clausura 2014 junto a Martín Romagnoli, con quien forma el escudo universitario, la línea de robo y de creación del juego; cuando David habla de lo que le ha tocado vivir demuestra la madurez que le han dejado los golpes del futbol.

—¿Qué es el dolor?

—No poder estar sano, para mí cambió la perspectiva de eso, la vida es así y las circunstancias así se dieron, duele no estar sano porque no puedes hacer lo que te gusta, por lo que estás aquí... me dolió porque no podía hacer nada y eso te pega emocionalmente.

—¿Qué piensas cuando las lesiones te privaron de los Juegos Olímpicos y de la Copa Oro?

—La vida así lo dispuso, creo que con el hecho de estar sano vas ganando y eso lo agradezco, eso me deja tranquilo y contento, porque si no andas bien y no te salen las cosas, tienes muchas posibilidades para revertirlo; los golpes fuertes te hacen madurar y eso ha pasado conmigo. Te hace crecer y ver que las cosas cuestan y eso se aprecia".

Incluso, hace un par de años David pintaba para estar en Brasil, el mediocampista es honesto y no se engaña, sabe que ese sueño hoy luce imposible. "Es un aprendizaje, todo esto me ha hecho crecer y madurar, ver que por cosas ajenas a mí no pude estar en alguna lista me deja, hasta cierto punto, tranquilo; cuando pasó la segunda lesión muy dentro de mí sabía que era muy difícil que fuera a estar en el Mundial, no es algo que me enoje o me cause bronca, porque la gente que está lo está haciendo bien, he jugado contra ellos y sé que están en buen nivel. Me quedo tranquilo y sé que en septiembre viene otro proceso y será una revancha, no se dio en éste y podré pelear por estar en cuatro años".

Y admite que se ha vuelto a sentir futbolista porque "son golpes fuertes, ahora disfruto más las cosas, no solo el futbol, estar en el vestidor, estar con el grupo, estar concentrado y en el campo; trato de cumplir mi tarea, pero hay que seguir creciendo y buscar un poco más".

Y qué sensación le produce estar en la cancha: "lo disfruto demasiado, me dejé de preocupar por muchas cosas, procuro que las cosas se den bien, con estar dentro ya vas de gane; ya perdí un año completo de mi carrera y ahora aprecio más jugar y poder competir cada ocho días".

Ahora que Pumas ha recuperado el papel protagónico, Cabrera habla de los alcances que puede tener el equipo. "Primero hay que enfocarnos en calificar a la Liguilla, el equipo está para pelear y calificar, ya dentro sabemos que es un volado, pero el grupo tiene mucha experiencia en Liguillas y eso es un plus a favor. Hay que buscar quedar en los primeros lugares para recibir el juego de vuelta en CU. Somos conscientes de que ahora no podemos estar pensando en Chivas o Cruz Azul que son las últimas dos jornadas, vamos a ir paso a paso. Sabemos que falta trabajo, buscamos mejorar en algunos aspectos y haciéndolo, el equipo va a pelear por algo importante".