Pumas, ante un escenario desconocido

En la historia de los torneos cortos, los del Pedregal nunca habían encarado una final de vuelta con desventaja en el marcador; ante Tigres deberán remontar tres goles

Darío Verón, zaguero de Pumas
Darío Verón, zaguero de Pumas (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Los Pumas de la UNAM son uno de los equipos más ganadores en la historia de los torneos cortos. Los hoy dirigidos por Guillermo Vázquez han disputado cinco finales desde que se instaurara este formato de competencia, y su eficacia en esta instancia ha sido casi perfecta, cosechando cuatro títulos de los cinco en disputa.

Hoy, los del Pedregal se enfrentan a un duro reto al que no estaban acostumbrados a encarar: remontar un marcador adverso en un duelo de vuelta por la gran final del futbol mexicano, pues ayer fueron goleados 3-0 por Tigres en la ida de esta misma instancia.

Y es que en sus anteriores finales disputadas en torneos cortos, los auriazules nunca habían llegado con desventaja en el acumulado, incluso en aquella derrota frente Atlante en el lejano 2007, cuando empataron 0-0 en el primer juego celebrado en el Olímpico de CU para caer en Cancún por marcador de 2-1.

El último título de Pumas llegó en el Clausura 2011, curiosamente, bajo la dirección técnica de Guillermo Vázquez.

En aquel torneo, el cuadro capitalino doblegó a Morelia tras derrotarlo 2-1 en Ciudad Universitaria, luego del duelo celebrado en el Estadio Morelos, donde, de nueva cuenta, el global quedó en un empate a un gol por bando.

Otro empate registrado en una ida de la gran final con Pumas como protagonista, fue el suscitado en la cancha del Estadio Jalisco en el Clausura 2004, cuando Chivas recibió a los pupilos dirigidos por Hugo Sánchez y, con un polémico penal, lograron empatar el duelo a un tanto para después caer en CU desde la tanda de penales.  

En los otros campeonatos de Pumas, conseguidos ante Monterrey y Pachuca en el Apertura 2004 y Clausura 2009, respectivamente, los felinos llegaban al duelo de vuelta con una ventaja global que ya no perderían.

Contra Rayados se obtuvo el bicampeonato luego de triunfar 2-1 en el duelo de ida celebrado en la Ciudad de México. Ya en la casa de Monterrey, Francisco Fonseca puso el 3-1 definitivo en el global.

Ante Tuzos, Dante López fue clave en el sexto título de Universidad Nacional; el paraguayo anotó el único tanto con el que el equipo venció a los hidalguenses en el choque de ida disputado en el Olímpico.

En la vuelta, el enfrentamiento resultó más complicado, pero con otro gol de Dante y uno más de Pablo Barrera, Pumas empató a dos con Pachuca para coronarse con un 3-2 en el agregado.