El legado de Verón

El central cumple este domingo 400 partidos con Pumas; el paraguayo ya es un histórico en el equipo y uno de sus máximos referentes en activo

Darío Verón
Darío Verón (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Este domingo, cuando Pumas y Toluca se enfrenten en la cancha del Olímpico de CU, a la hora que se entone el himno universitario e incluso en el protocolo de la Liga MX, Darío Verón vivirá un momento especial.

El zaguero paraguayo, llegado al Pedregal para el Apertura 2003, disputará su encuentro número 400 con el uniforme auriazul, en cuanto a la estadística de la Liga se refiere.

El central, por si le hacía falta algo a su currículum, se acercará a las cifras de los jugadores que más cotejos en Primera División disputaron con los de azul y oro.

A Darío solo le superan Miguel España, con 410 juegos en la Liga MX y Sergio Bernal, eterno cancerbero de Universidad, que registró un total de 519 compromisos bajo el travesaño del conjunto de Pedregal.

Verón ya es un inolvidable para la institución y sigue siendo piedra angular en el campo.

Aunque son pocas las veces que el capitán de Pumas comparece ante la prensa, a inicios de 2015, en los primeros días del año, el guaraní (Misiones, Paraguay, 26/jul/1979), abrió plaza y habló ante los representantes de los medios de comunicación.

El defensor habló de sus aspiraciones y dejó claro que el retiro es un tema lejano mientras siga siendo útil para su escuadra.

"La responsabilidad del equipo es darle otro título a la afición, estar entregado al máximo en la cancha, brindándonos para nuestra gente que viene cada 15 días. Este año me gustaría ser campeón, vivir otro campeonato con Pumas", dijo.

Hace unas semanas, el paraguayo había advertido: "muchos compañeros han pasado a mi lado, mi estancia en el equipo ha durado mucho, pero no pienso en el retiro; me veo más tiempo en Pumas y me siento importante aquí".

Darío Anastacio disputa en el Clausura 2015 su torneo número 24 en las filas de los universitarios, y a sus 35 años, podría consagrarse una vez más campeón con Pumas.

Garra, temple, pundonor y entrega son el sello del zaguero. Con un buen juego aéreo, que le ha ayudado a marcar gol en 19 ocasiones, Verón Maldonado es ejemplo para jóvenes de La Cantera que intentan seguir sus pasos y que lo visualizan como un futbolista completo y consagrado.

"Darío ha sido pieza clave en los éxitos más recientes de Pumas. Verón es un defensa muy completo, de los mejores, sin duda, que el equipo ha tenido en su historia. Sus cifras lo convierten en un tipo que será difícil de olvidar para la afición", asegura Miguel España,

"Incluso en los malos momentosque ha tenido el club, Verón es de los jugadores que han dado la cara por el equipo. Merece ser un histórico de la institución; siempre ha sido un tipo que da todo en la cancha", advierte Manuel Negrete, tercer mejor anotador (101 dianas) del cuadro de CU.

LA CANTERA

Aunque la directiva de Universidad apostó por contratar al defensor uruguayo Gerardo Alcoba para el Clausura 2015 y así cubrir la salida de Marco Palacios, Guillermo Vázquez y su cuerpo técnico tienen contemplados a jóvenes prospectos que asumirán el sitio de Darío Verón cuando esté decida que su trayectoria ha llegado a su fin.

Luis Fernando Quintana (22 años), el de más experiencia, Guillermo Mena (20) y Pablo Jaquez (19) son los tres recambios generacionales naturales del paraguayo; cuando estos canteranos asuman el rol que el capitán todavía desempeña, el legado de Verón será más valioso. LA