La sequía de Dante

El paraguayo acumula 30 partidos sin marcar gol; frente a Monterrey, pese a ser titular, exhibió el bajo nivel que acarrea desde hace año y medio; su cuota registra mil 187 minutos sin festejo

Dante López
Dante López (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

En el pasado, Dante López era sinónimo de gol en Pumas. Hoy, el delantero paraguayo arrastra una estadística negativa que se mantiene y le condena a ser un actor secundario en el funcionamiento de Universidad Nacional. El sudamericano no festeja un tanto desde el 23 de noviembre de 2014 (ante Monterrey); la sequía del atacante data de 13 meses y algunos días, registrando 30 encuentros hasta la fecha, incluso, aunque el pasado sábado, gracias a la ausencia de Eduardo Herrera, por suspensión, recibió la oportunidad de jugar el duelo completo frente a los Rayados.

López Farina, de 32 años, ha venido a menos desde su retorno a Pumas. Dante volvió a finales del 2013, para encabezar el ataque felino a partir del Clausura 2014, siendo José Luis Trejo el encargado del banquillo azul y oro. En dicho certamen, el guaraní jugó 14 encuentros, doce como titular y apenas cuatro completos. Pese a que marcó tres goles, los mismos que Darío Verón, Daniel Ludueña y el joven Daniel Reamírez, su aporte se vio minimizado por las nueve conquistas de Martín Bravo.

Para el siguiente semestre, Dante Rafael no inició un duelo hasta la quinta fecha, contra León. Una lesión muscular le impidió ser tomado en cuenta por Trejo, que ante La Fiera vivió su cese y último partido en el timón de Pumas. A partir de la sexta fecha y hasta la eliminación contra América, en los cuartos de final, López participó en 13 cotejos más, registrando tres dianas (mojó contra América, Tigres y Monterrey).

Desde entonces, contabilizando los dos enfrentamientos de Liguilla con las Águilas, comenzó el periplo de Dante, una seguidilla de partidos en los que su participación ha sido mínima, al igual que el aporte a nivel colectivo. En el Clausura 2015 apenas si logró ver acción en nueve enfrentamientos, contabilizando 707 minutos sobre la grama; la crisis de su juego se acrecentó en las jornadas 11 y 12, cuando, ante Puebla y Leones Negros, demostró que su nivel entorpecía las funciones de sus compañeros. El paraguayo no estaba al mismo ritmo de competencia que el resto y no volvió a ver actividad en esa contienda.

Para el Apertura 2015, Fidel Martínez, recién llegado al Pedregal, le quitó reflectores a Dante y se adueñó del sitio en el que Memo Vázquez venía empleando al paraguayo (pegado a la banda izquierda). El arribo del ecuatoriano se reflejó en los números de Dante: solo jugó un encuentro como titular (en la fecha 13, ante Jaguares). Sus apariciones fueron esporádicas, con muy pocos minutos sobre el campo. Al final del torneo, incluida la Liguilla, sumó 224 minutos. Al final de la contienda, la directiva que encabeza Antonio Sancho lo colocó en la lista de elementos transferibles. Parecía el final de la estadía de Dante, pero hubo un cambio de planes.

Ante la importancia de competir por Liga y Libertadores en el 2016, Pumas se refugió en el mercado de traspaso invernal, pero no consiguió el fichaje de un centro delantero, situación por la que López permaneció en el club. La misma dirigencia que le había dado las gracias, no tuvo más que reconsiderar su adiós. Le ampliaron el contrato por un año más, con la esperanza de que regreso al sendero del gol.

CON RUMBO PERDIDO
TORNEO JJ MIN GOLES
Clausura 2016 1 90 -
Apertura 2015 18 210 -
Clausura 2015 9 707 -
*En los últimos dos encuentros del AP14, Dante permaneció sin anotar.

EL RESTO DEL ATAQUE
NOBRE JJ GOLES
Matías Britos 27 11
Eduardo Herrera 40 16
Ismael Sosa 40 18
Fidel Martínez 23 5
*La estadística se basa en los últimos dos torneos y el arranque del CL16.