Daniel Ramírez, la última perla de la cantera puma

En el actual certamen el joven delantero de Pumas ha sido la revelación de un club que se ha olvidado el talento hecho en casa

Pumas vs Chivas (Celebración de Daniel Ramírez 1-0)
Daniel Ramírez festejando su gol contra Chivas (Mexsport)

Ciudad de México

La cantera de los Pumas de la UNAM se caracteriza o caracterizó por ser semillero de grandes talentos que han dejado huella tanto en suelo nacional como en terreno extranjero. Desde leyendas como: Aarón Padilla, Enrique Borja, Hugo Sánchez, Leonardo Cuellar o Manuel Negrete; pasando por Luis García, Jorge Campos, Joaquín Beltrán y Jesús Olalde, hasta llegar a Héctor Moreno, Pablo Barrera o Efraín Juárez, estos y otros grandes fueron criados bajo la cobija del conjunto del Pedregal.

Hoy a David Cabrera, otro fruto de la cosecha auriazul , se le suma el joven de 20 años Roberto Daniel Ramírez, delantero que de a poco se ha ganado la confianza de José Luis Trejo respondiendo de buena forma cada que recibe la oportunidad de pisar el césped.

Aquí algo de su breve pero prometedora estancia en el cuadro siete veces campeón de México.

DEBUT

Su primera oportunidad en el máximo circuito se la debe al ex entrenador del equipo Antonio Torres Servín, 'Toño' lo metió de cambio al minuto 87 en el duelo que Pumas empató contra Toluca a cero goles en el Apertura 2013. Poco fue lo que pudo mostrar con tan poco restante en el reloj, sin embargo lo mejor para el 25 de Pumas estaba por venir.

PRIMER GOL DE ENSUEÑO

Corría la última fecha del Apertura 2013, Pumas perdía 2-0 en casa frente a Cruz Azul y Ramírez tenía cuatro minutos en el campo cuando recibió el esférico en tres cuartos de territorio rival, condujo el balón y sacó potente disparo de izquierda que se coló pegado al palo del guardameta Jesús Corona.

SUS NÚMEROS

El originario de la Ciudad de México ha incrementado categóricamente sus números desde su debut en 2013, en el Apertura de aquel año registró un juego como titular, saliendo una vez de cambio y entrando de relevo en dos ocasiones; contabilizó 69 minutos que le fueron suficientes para mojar el arco rival en una ocasión y propiciar otro tanto con una asistencia.

En el actual certamen, Daniel acumula 14 apariciones en las cuales dos ha sido titular completando un partido entero, fue relevado en una ocasión y Trejo lo ingresó en 12 oportunidades. Con 443 minutos, el delantero ha concretado tres tantos lo que lo vuelven el segundo mejor goleador del club empatado con otros tres compañeros.

LOS GRANDES, SUS PRINCIPALES CLIENTES

Daniel Ramírez es el único jugador de Pumas que presume de haber marcado en el presente torneo ante los otros 'grandes' del futbol mexicano; América, Chivas y Cruz Azul han visto como el joven canterano perforó sus redes cada que lo enfrentaron.

En la fecha 8 Pumas visitó a las 'Águilas' en el Estadio Azteca, los auriazules ganaban por la mínima ventaja y fue en un letal contragolpe que Ramírez aprovechó un mal control del 'Topo' Valenzuela y una mala salida de Moisés Muñoz para finiquitar el partido clavando el 1-3 definitivo.

Corría la fecha 16 del presente torneo, Pumas y Chivas se jugaban el pase a la fiesta grande y la oportunidad de pelear por el título local, en un duelo cerrado fue el delantero felino quien tras recibir una diagonal fuera del área, burló la tibia marca rojiblanca para impactar fuerte de derecha, anotando y con ello darle el pase al equipo a la última fase del certamen.

En la última jornada del calendario Daniel recibió la oportunidad de ser titular frente a 'La Máquina', y como la última vez que se vieron las caras, la nueva joya auriazul vacunó al conjunto celeste con un potente cabezazo que abría la esperanza de una nueva victoria, sin embargo aquel gol no fue suficiente para evitar la caída del conjunto universitario quien fue doblegado por el superlíder.

Ahora en la liguilla, el juvenil tendrá la oportunidad de demostrar el nivel que lo ha llevado a ganarse la confianza del estratega universitario, con la ilusión de sumar más minutos como titular en la campaña que viene y porque no, soñar con portar la casaca verde en un futuro no muy lejano.