El talento extraviado de Pumas

Aunque el equipo vive en plenitud futbolística, desde el último título (Clausura 2011), el cuadro universitario ha dejado ir a varios prospectos que integraron su primer equipo, que esperaban su oportunidad

Ciudad de México

El presente ganador de Pumas hace olvidar que en el pasado reciente, desde la consecución del título conseguido en el Clausura 2011, los felinos han dejado de lado parte de su esencia, que es proyectar a los jóvenes que surgen de su cantera, para convertirlos en estelares del primer equipo felino. Desde aquel campeonato, los altos mandos le han dado salida a prospectos, debido al sobrecupo de foráneos en la escuadra estelar. Aunque hoy se aplaude el futbol que despliegan, las consecuencias las han pagado los 'hijos' de la institución.

ORRANTIA
A Emilio lo debutó Ricardo Ferretti en el 2010, y parecía que permanecería en el club por un largo tiempo; el éxito le llegó muy rápido, convirtiéndose en revulsivo de los onces del 'Tuca' y después de Guillermo Vázquez. Sus condiciones futbolísticas: rapidez, elevada técnica individual y definición, lo volvieron indispensable. A la par de su progresión en el club, se le consideró para integrar las selecciones nacionales con límite de edad; todo parecía viento en popa. Pero la inestabilidad en el timón y los cambios de técnico hicieron que 'El Charal' repensara su futuro y en 2013 abandonó CU; luego de un breve paso por Toluca y ahora arraigado con Santos, sigue sin encontrar el nivel que mostró vestido de azul y oro.

'TOÑO' GARCÍA
Como solución a la lateral derecha, José Antonio García subió al escuadrón estelar de los de Ciudad Universitaria a mediados del 2011. Poco a poco se fue consolidando e incluso logró ser titular con y sin 'Memo' Vázquez en el banquillo, pero una lesión de cervicales, que también le afectó en la cadera, le hizo perder el puesto, justo antes de que el emblemático timonel auriazul regresara al banquillo (durante el segundo semestre del 2014). Buscando tener más minutos y así recuperar el ritmo, este año abandonó la escuadra que le formó para integrar las filas del humilde Zacatepec.

DIEGO DE BUEN
Al igual que Orrantia, despuntó con Universidad de la mano que era considerado a las selecciones inferiores. Su técnica individual y buen pie, le dieron cabida en el primer equipo, pero el tiempo fue escaso; apenas sí disputó siete encuentros en el máximo circuito vestido de puma. Lo prestaron al Puebla y luego a Pachuca, donde tuvo su mejor rendimiento; sin embargo, Diego Alonso prescindió de sus servicios de cara al Apertura 2015 y aunque ahora ha tenido actividad con los Xolos de Tijuana, no ha terminado por consolidarse.

DANIEL RAMÍREZ
La 'última joya' de La Cantera. Daniel pintaba para consolidarse lo más rápido posible en la Primera División, y aunque tuvo un ascenso importante, incluso marcando goles en partidos de los llamados clásicos, con 'Memo' Vázquez su regularidad bajón, además que el jugador perdió piso y se involucró en dimes diretes con un antiguo promotor. Hoy, se mantiene vigente con Coras, en el Ascenso MX, donde su participación tampoco es la que se esperaba.