Por el golpe de autoridad

América y Pumas llegan parejos en puntos a este clásico, pero con realidades diferentes; las Águilas intentarán salir del bache en el que se han metido y apagar las críticas, mientras que Universidad buscará confirmar su regreso a los primeros planos 

Ciudad de México

América y Pumas tienen casi los mismos puntos (12 y 11, respectivamente), pero realidades diferentes.

Las águilas de Mohamed vienen de capa caída, con dos derrotas consecutivas, un funcionamiento cada vez más inestable y una oleada de comparaciones; en cambio, Pumas parece haber sorteado la turbulencia que los malos resultados le provocaron al inicio del torneo y hoy es una excelente oportunidad de confirmar su regreso a los primeros lugares.

Cada uno tiene un hombre desequilibrante que puede marcar la historia. Del lado azulcrema, las esperanzas están depositadas en el regreso de Rubens Sambueza; mientras que del lado auriazul, la atención está centrada en el buen momento de Martín Bravo.

LAS DOS CARAS DE SAMBUEZA

Parecía que los tiempos en los que América dependía demasiado de Rubens Sambueza habían quedado en el olvido, pero es así. Justo cuando al volante se le decretó una suspensión de dos juegos, sobrevino el bache americanista.

Es cierto que la versión de Mohamed no es tan ofensiva, con apenas siete tantos en igual número de juegos, pero sin Sambueza la productividad se ha estancado, acumulando dos partidos sin gol.

Hasta antes de su expulsión, Rubens se había convertido en el motor del América, incluso el volante estaba desplegando su mejor nivel; sin embargo, el número 14 tiene un serio enemigo: él mismo.

Si algo ha marcado a Sambueza durante su carrera en México es la facilidad con la que es amonestado por fingir faltas o reclamar. En estos momento Rubens en de los jugadores que más cartones amarillos ha recibido en los últimos torneos. Por esa razón, Mohamed le impuso un código de disciplina, pero cuando el entrenador se vanagloriaba de haberlo domesticado, a Rubens lo expulsaron –ante Atlante en la jornada 5- por insultar al silbante.

Hoy es su regreso al once titular y el Turco espera que con él de inicio pueda revertir el bache en el que está América que, en caso de perder, ahora sí la etiqueta de crisis no sería exagerada.

DE LA MANO DE BRAVO 

Universidad ha vivido distintos estados de ánimo en el Clausura 2014, de la incertidumbre pasó a la calma y en el juego contra América de esta sábado buscará la confirmación de su repunte.

Si bien Pumas ha mejorado en su rendimiento global, la referencia auriazul se llama Martín Bravo. El delantero argentino vive su mejor momento desde que llegó al club universitario en el Apertura 2008. Bravo comanda la tabla de goleadores en la liga MX, aunque el fin de semana se quedó sin marcar, todo hace pensar que podrá superar su mejor marca del Clausura 2009, cuando marcó siete goles entre Liga y Liguilla.

Martín es un tipo desequilibrante, en el actual curso José Luis Trejo le ha colocado por la banda izquierda y también como eje de ataque clavado. Su habilidad en el encare, la velocidad en el uno a uno y la capacidad para asociarse co0n sus compañeros, son las condiciones más destacadas que ha mostrado en el Clausura 2014.

Bravo anda con el instinto fino, con la surte de su lado, las pelotas que antes no le quedaban a modo, ahora le caen en el momento justo y en la posición exacta para rematar a gol o para habilitar a sus compañeros.

El Clausura 2014 está siendo el torneo de Martín, más allá de los goles, el delantero argentino se propuso cuajar una temporada que echara abajo los reproches que la afición le hizo cuando las cosas no marchaban bien. Bravo se puso a tono en lo físico y en lo futbolístico, se prometió a si mismo recuperar su mejor versión en beneficio personal, pero sobre todo pensando en el colectivo.

Martín ya sabe lo que representa los partidos contra América, le ha marcado goles capitales como aquel del Apertura 2009, cuando en el partido de la Jornada 15, en el Estadio Olímpico, en el último minuto cobró un penal que sirvió para darle la victoria a Universidad sobre las Águilas por 3-2.

De hecho, en el último partido que jugaron ambas escuadras (Jornada 8 del Apertura 2013), Bravo marcó el gol de la honra para Pumas, que cayó con América en el Estadio Olímpico por 1-4. Con el estado de gracia que vive, Martín buscará su primer gol contra América en el estadio Azteca, pues aún no ha podido festejar en casa de los azulcremas y por él pasan muchas opciones de lograr el triunfo que dé certeza a Universidad.