Saldívar, un portero de raza

Alfredo aprovechará su oportunidad como el arquero titular de los Pumas y desea dejar en claro, juego a juego, que siente como el que más, los colores azul y oro; respetará la jerarquía de Yosgart Gutiérrez

Alfredo Saldívar, portero de Pumas
Alfredo Saldívar, portero de Pumas (Michel Trevilla )

Ciudad de México

Alfredo Saldívar, a primera vista, es un joven como cualquier otro, que a sus 24 años (9 de febrero de 1990), sueña con el éxito profesional, pero que no descuida la parte afectiva, la familiar. Hoy, como el portero titular de Pumas, uno de los considerados cuatro equipos más grandes de México, tiene el mayor reto de su trayectoria: cubrir la baja de Alejandro Palacios en el marco universitario a partir de la próxima semana y demostrar que tiene el suficiente aplomo y cualidades para que la figura del Pikolín no se convierta en un peso extra durante su nueva etapa.

"Me siento con mucha confianza, muy motivado con la posibilidad de jugar, si es que así lo decide Memo Vázquez, en el inicio del torneo, pero también muy tranquilo porque sé lo que implica esta posibilidad. Hemos tenido un buen acoplamiento en la pretemporada; creo que el equipo se ha sentido bien en la cancha, en ritmo. También nos ha servido para acomodarnos y tratar de entendernos con la gente nueva del equipo y para que el entrenador haga movimientos, le dé rotación al grupo", advierte el Pollo.


(Foto / José Figueroa)

Saldívar Medina ha pasado los últimos cuatro años en Pumas, su equipo, la institución en la que ha tenido las mayores satisfacciones; sin problema y con orgullo, Alfredo porta la playera azul y oro en cualquier momento y con esta indumentaria espera dar muestras de su identificación como jugador surgido de La Cantera.

"A mí solo me toca hacer mi trabajo y esforzarme al máximo, a mis compañeros los veo muy fuertes. Vamos a llegar a punto para disputar la primera jornada, para pelear por una victoria en el debut en casa".

Sobre el primer sinodal de Universidad en el Clausura 2015, los Gallos Blancos del Querétaro, que arribarán a CU sin su máximo referente ofensivo, Ronaldinho, Saldívar espera un duelo intenso; el arquero sabe que el ataque de la escuadra dirigida por Ignacio Ambriz es de cuidado, pero aun así, desea que el encuentro se dé a favor de los suyos; espera que la afición puma acuda al recinto del Pedregal.

"A todos los rivales les tenemos que jugar igual, con intensidad, sin importar quién venga o no (Ronaldinho). Tenemos que hacer pesar nuestra casa desde el primer partido. Queremos pelear por el título y será fundamental empezar con un buen resultado el próximo domingo".

Pese a que Alfredo cuenta con la confianza de Guillermo Vázquez para ser el elegido en la terna de sus tres guardametas para actuar como el cancerbero titular de Pumas, Saldívar respeta la jerarquía de Yosgart Gutiérrez, recién llegado a CU para engrosar la competencia por el puesto bajo el travesaño auriazul.

"Ya conocía a Yosgart de tiempo atrás, y pienso aprenderle todo lo que pueda en el campo; hemos hablado poco, lo normal en los entrenamientos. Como hombre de experiencia, él viene a aportar su granito de arena. Siempre será bueno tener a un compañero con su recorrido en Primera, para cualquier contratiempo", dijo el arquero.