La seguridad de Palacios

Pikolín ha vuelto a ser garantía para Pumas y es pieza clave del equipo, medular en el liderato de Universidad 

Alejandro Palacios
Alejandro Palacios (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La actualidad de Pumas cuenta con un guardián discreto, un tipo de perfil bajo que da la cara sobre el campo, bajo los tres postes.

Aunque la ofensiva ha sido el principal motor de Universidad para mantenerse como el equipo líder, en su portería también ha encontrado una fortaleza, gracias a la estabilidad que otorga Alejandro Palacios.

Luego de un semestre lesionado (fractura en el hombro derecho), Pikolín volvió a la actividad para este semestre, y así resguardar el marco de Pumas; hasta hoy, lo ha conseguido de inmejorable forma: suma 14 dianas en contra durante los primeros 13 duelos y mantiene en cero su portería en lo que respecta a la actividad en el Olímpico de CU.

"La calidad del plantel, uno a uno, el trabajo diario y la humildad con la que se hacen las cosas, todo eso nos ha colocado ahora en el sitio que anhelábamos estar; en lo personal, uno se siente parte de todo esto, alguien importante y eso te motiva aún más a seguir brindándote al máximo que sea posible en cada juego. Todos mis compañeros están a un nivel altísimo", señaló el arquero sobre su presente.

Con los números a su favor, Palacios se anima a hablar de la posible consecución de un título, pese a que es consciente de que la Liguilla es un torneo que se cuece diferente, distinto al resto de la competencia; Álex espera que el AP15 marque el camino a la octava estrella para los universitarios y por ello, exhorta a su afición a no bajar los brazos, a seguir apoyándoles hasta las últimas consecuencias. 

“Está claro que traemos una inercia positiva muy importante, muy fuerte, que vamos a luchar durante lo que resta del torneo, pero también siento que ya estamos en la Liguilla y ojalá que ahí, que es un torneo diferente, podamos darle un campeonato más al equipo y la afición”.

VICTORIA Y CALMA

Con un triunfo más en la bolsa, el pasado sábado frente a León, en Universidad Nacional saben que tienen cumplido su principal objetivo (rebasar los 26 puntos y calificar a la Liguilla), pero no se conforman ni ensalzan su desempeño; después de la victoria ante La Fiera, Pikolín aseguró que resta cerrar la fase regular de inmejorable manera.

“Se hizo un gran partido ante León, manejamos los tiempos y supimos aguantar para irnos al frente más de una vez. El resultado nos deja contentos. Reafirmamos porqué somos los líderes del torneo, ante un rival complicadísimo, en su casa; todavía nos resta el cierre. Fue un partido muy completo y complicado”, comentó el guardameta.

ESPECIAL REGRESO

La victoria de Pumas sobre León fue especial para el plantel universitario, sin duda, pero sobre todo para Matías Britos, quien volvió al Bajío, la que fuera su casa en el pasado y se enfrentó al equipo que lo trajo a México (2012); el resultado fue favorable para su causa, y al final, el uruguayo dijo tener sentimientos encontrados.

“Me voy tranquilo, satisfecho con el resultado, contento con el funcionamiento colectivo y feliz por una nueva victoria; fue bonito regresar acá, ya estamos cerca de la calii cación, casi adentro, pero tampoco podemos bajar los brazos por los puntos que tenemos (28)”.

Sobre el funcionamiento del equipo, Britos comentó que hay bastante por mejorar, aunque su nivel va en ascenso: “Ahí vamos, pero no es momento de echar campanas al vuelo, la Liguilla es otro torneo”.