El novato de la Liga Mx

Ricardo Valiño debuta como local en Primera División; ya sumó su primer punto con Puebla, pero quiere más

Ricardo Valiño, entrenador de Puebla
Ricardo Valiño, entrenador de Puebla (Imago7)

PUEBLA

No suma los equipos de Luis Zubeldía, quien dirige desde los 27 años y a sus 35 años ya pasó por Lanús, Barcelona de Ecuador, Racing y Liga de Quito, ahora en Santos Laguna; tampoco puede presumir la fama de Francisco Palencia, quien como él nunca antes había dirigido en Primera División, pero las trayectorias suelen ayudar cuando se pasa de la cancha a la banca, lo que favorece al de Pumas de la UNAM. Pero Ricardo Valiño se aferra a su sueño en Puebla.

El entrenador argentino debuto en la Liga Mx con el empate de visita en casa de Rayados del Monterrey el sábado anterior; si bien esa presentación fue una palmada en la espalda, la victoria en la Copa Mx (2-1 sobre Gallos Blanco del Querétaro), le confirmó la filosofía y el estilo, un Puebla que no se esconda en la cancha y un entrenador que mantenga el perfil centrado, aunque admite que su inexperiencia genera comentarios de todo tipo, especialmente los que apuntan a su escasa posibilidad de éxito en la temporada o siquiera que la pueda terminar en el banquillo.

Valiño habló largo, de casi todo, y advierte que nada lo saca de la idea de que le puede ir bien y prefiere enfocarse en el trabajo diario para consolidar su proyecto, por el que esperó pacientemente perfeccionándose en Mérida (2011-2014) y Lobos BUAP (2014-2016).

"Es entendible que duden de mi trabajo, por ahí muchos no me conocen, pero acepto que sea así; el trabajo de uno no tiene que enfocarse en eso, sino que debe enfocarse en la cancha para que el equipo responda, después tienes que ir partido por partido, no mirar más lejos que el próximo juego. Sanamente entiendo las críticas que puede haber o el desconocimiento hacia el trabajo, entiendo esa desconfianza, lo acepto y lo entiendo como tal, tampoco me genera rencor ni nada".

De regreso al trabajo luego de su también estreno que tuvo en la Copa Mx —con triunfo—, el entrenador sudamericano alista a su escuadra para una meta más; aspira a conseguir este fin de semana su primera victoria en la Liga MX; el domingo a las 6 de la tarde enfrentará al Tijuana de Miguel El Piojo Herrera como local en el Cuauhtémoc, un contrincante que será complicado por el buen arranque que ha tenido en este Torneo Apertura 2016 (triunfo de 2-0 sobre Monarcas Morelia).

"Obvio, sabemos que el torneo no da respiros, es importante el triunfo en la Copa Mx por todos los argumentos que he dado, también porque también tenemos aspiraciones de calificar al equipo y pelearla, pero el torneo no da respiro y ahora enfrentaremos a un rival que viene de hacer dos buenos partidos; nuestra localía debe pesar, sabemos que el equipo de local tiene que imponer las condiciones y nos prepararemos para trabajar, para conseguir esa victoria", admitió Valiño, quien por venir de la Liga de Ascenso quizá está acostumbrado a remar contra la corriente.

De los Xolos, Valiño precisó que la velocidad de ese equipo es algo a lo que deberá poner especial atención en la elección de la estrategia, ya que la dinámica que imprimen en su salida los jugadores rivales los convierte en una escuadra impredecible, pero también vulnerable en algunos sectores, lo que espera su equipo puede aprovechar con la eficiencia que el caso amerita.

"Tijuana es un equipo muy rápido, las transiciones de defensa a ataque son muy rápidas, tiene gente muy rápida en los costados, es un equipo muy rápido y no te da tantas referencias fijas; en el ataque cuentan con Dayro Moreno, un tipo con mucha movilidad, pero también sabemos que se desprotege en algunos sectores del campo de juego, es ahí donde estamos muy bien; entonces, debemos ser inteligentes para contrarrestar estas transiciones y atacarlo".

Valiño advirtió que luego de lo observado en los dos torneos, Liga y Copa, sabe que cuenta con un plantel altamente confiable del cual echará mano para conformar una alineación que le permita aspirar a una mayor cantidad de triunfos, tomando como reto inmediato el choque contra los tijuanenses en territorio poblano.

"No hemos definido el cuadro, puede haber algunas variantes, sin embargo, esto no me genera dudas, me genera tranquilidad, porque veo que hay una competencia por un puesto, como comentaba; tenemos dos jugadores por puesto y realmente me gustó mucho el equipo de la Copa Mx, me gustó en todas las líneas".

El entrenador agregó que cuenta con "una competencia interna por un puesto", por lo que con esa posibilidad "elevaremos el rendimiento colectivo del equipo".