"El gol de Fierro aparece cada 100 años": Cardozo

El estratega de Puebla aseguró que el tanto de la victoria fue circunstancial, motivo por el cual le restó importancia al error de Campestrini

José Saturnino Cardozo, director técnico de Puebla
José Saturnino Cardozo, director técnico de Puebla (Imago7)

Guadalajara

José estaba molesto. Saturnino entrena como si hubiera jugado de defensa y Cardozo en la rueda de prensa se lo empató al Rebaño, haciendo menos la remontada rojiblanca y afirmando que el tercer gol se da cada siglo y que el otro fue en contra. Cardozo no perdía como jugador, pero como entrenador aún le falta mucho.

“No, vamos a hablar de lo futbolístico o de los cambios. Crees que Chivas mereció ganar, un gol en contra y un gol que aparece cada cien años. Errores cometemos todos, hablaré de futbol que hablan poco, me encantó el equipo, salió a la perfección. 2-0 adelante y me parece que dejan todo estos muchachos, enfrentamos a un rival de primer nivel. Tengo que felicitarlos por el esfuerzo, hicieron perfecto lo que trabajamos, pegaron fuera del arco pero no tuvieron opciones claras y hablar de futbol se habla de cómo se merece o no, los goles fueron circunstanciales. Nosotros tenemos que respaldarnos, creer en lo nuestro y tratar de seguir adelante”.

El paraguayo agregó que después de sus dos goles, al Puebla le faltó manejo y que esa fue la diferencia entre sacar el empate y no llevarse nada de la casa de Chivas.

“Perdimos la pelota, se juega con la pelota. Cuando cedemos la iniciativa, sin crear mucho el rival, no vamos a hablar que chivas fue mejor y ganó, los goles fueron circunstanciales. La culpa me tira a mí, pero el rival también cuenta. Tengo que irme contento por el esfuerzo, perdimos mucho la pelota y cedimos al rival, me parece que nos faltó controlar el juego. Saltamos muy rápido las líneas y el rival fue creciendo con gol circunstancial”.

¿Qué le pareció el trabajo arbitral?

“Son para los dos, el árbitro fue injusto con nosotros, dudó para echar al rival. Me pareció muy localista, ellos hicieron 60 mil faltas y no amonestan. Sabíamos que iba a pasar esto, las dudosas ya saben a dónde van a ir. Pero inculpar al árbitro de la pelota dividida siempre cobra para otro lado. Los muchachos se mataron hoy, no festejaría porque son goles que le pueden pasar a ellos también. Lo que le pasó a Campestrini hoy tenemos que respaldarlo, perdemos todos y hay que seguir creyendo en ellos”.