"A mí no me interesa hablar del América": Cuauhtémoc

El ex seleccionado nacional no quiso entrar en polémica de cara al choque del fin de semana en contra de las Águilas, tras señalar que todo es morbo generado por la prensa.

El" Cuau" no quiere hablar del América
El" Cuau" no quiere hablar del América (Mexsport)

PUEBLA

Previo al duelo del próximo sábado en contra de las Águilas del América, el delantero del Puebla de La Franja, Cuauhtémoc Blanco, dijo que a él no le interesa hablar en lo más mínimo de los azulcremas, sino concentrarse en lo que hará su equipo, al dejar en claro que lo vivido con los de Coapa es parte de su pasado.

"Es el morbo de ustedes (prensa), el mío no. A mí no me interesa hablar del América, si quieres hablamos del Puebla".

Lo anterior al concluir la práctica de martes en los campos del Deportivo La Noria, donde el "Cuau" no quiso entrar en polémica, al cuestionarle si es que celebrará el gol en caso de anotarle a su ex equipo, tras reiterar que lo que se dice alrededor de este partido y su persona, no son más que meras especulaciones generadas por los medios de comunicación.

"Es el morbo de ustedes (prensa), no sé, esa pregunta me la han hecho veinte veces, tu sabes que dentro del campo uno se transforma y cualquier cosa puede pasar".

Ya con relación a lo que fue su regreso al máximo circuito enfundado con la camiseta Camotera, se dijo contento por lo hecho en el campo, al tiempo que se declaró en condiciones para ser considerado de nueva cuenta por el timonel, quien será el que decidirá si le da juego o no.

"Bien, contento por haber regresado a Primera, creo que el equipo jugó bien pero nos faltó meterla, tuvimos opciones de gol y no las aprovechamos, creo que ahí vamos poco a poco acoplándonos con el equipo. Es decisión del entrenador, uno trabaja durante la semana para estar bien, pero no es decisión mía".

En ese sentido, Blanco Bravo se reportó en óptimas condiciones físicas para jugar, luego de superar la dolencia que lo marginó del primer compromiso, por lo que se mantendrá entrenando a la par del resto, en espera de que llegue el día para encarar a los emplumados en la cancha del coloso mundialista.