Venta del Puebla, razón del adiós a Cardozo

Carlos López Domínguez, presidente de la Franja, confirmó que escuchan ofertas por el equipo, y que por ello, determinaron darle las gracias a su entrenador, para no obstaculizar cualquier otra negociación que tuviera

José Cardozo y Carlos López Domínguez
José Cardozo y Carlos López Domínguez (Imago7)

Ciudad de México

El descenso de Jaguares nada tuvo que ver con la decisión de vender al Puebla, así lo dijo Carlos López Domínguez, presidente de la Franja, quien además detalló que ese fue el motivo por el cual le dieron las gracias a José Saturnino Cardozo. Y es que, la familia López puso en juego una fuerte cantidad de dinero para ingresar al futbol con dos equipos, y ahora, la idea es reactivar la economía que tenían en la franja. Con Chiapas, obviamente, se perdió cierta inversión.

"Nosotros obviamente estábamos muy contentos con Pepe, es un gran entrenador, una gran persona, pero ante un posible escenario de la venta de la franquicia. Obviamente si se llega a concretar ellos traerían su proyecto, por eso lo platicamos con Pepe y no quisimos trabarle otra negociación que pudiera tener con cualquier otro equipo", dijo a La Afición el directivo.

López Domínguez tiene la puerta de su oficina abierta para cualquier interesado. Se sabe que hay ofertas, pero aún no se han analizado a fondo, y por ello, espera que lleguen más.

"La familia está abierta a escuchar opciones, nosotros no estamos cerrados nunca, hay ofertas, pero abiertamente podemos decir que si hay más las estaremos valorando y si se llegara a una buena decisión, se pudiera decir que se va a vender al Puebla".

El directivo detalló que desde el Clausura 2017 tomaron la determinación de poner en venta al equipo, pero ante la situación apremiante que vivían con el problema del descenso, decidieron no comenzar negociaciones hasta el final.

"Respetábamos los tiempos,  estábamos en un torneo difícil, ahora sí tenemos otra posibilidad de negociaciones, estamos abiertos a recibir ofertas y valorar las que ya tenemos en la mesa, y si alguna satisface lo que la familia quiere, se vende".

Cuando se le cuestionó si había alguna petición a un posible comprador de que la franquicia permaneciera en Puebla, explicó que "si nosotros llegáramos a una venta, ya sería decisión de los nuevos dueños el mantener la franquicia en la ciudad, que ellos decidieran qué quieren hacer con su equipo, que hoy en día todavía pertenece a la familia".