Rompen filas en el campamento de La Franja

Luego de sostener una reunión con el alto mando, el equipo dio inicio a su periodo vacacional, mismo en el que deberán aguardar noticias sobre su futuro.

Jesús Chávez se mantiene a la espera de conocer su situación con el plantel.
Jesús Chávez se mantiene a la espera de conocer su situación con el plantel. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

Tras su participación en el Clausura 2014, los integrantes del Puebla de La Franja iniciaron un receso previo a la próxima pretemporada, donde la directiva encabezada por el presidente de la organización, Jesús López Chargoy, agradeció a los elementos del cuadro Camotero, quienes deberán aguardar para conocer si entran en planes o no.

Al cabo de poco más de una hora de plática, uno a uno de los integrantes de la organización abandonaron el estadio Cuauhtémoc, sede de la reunión, siendo el central Jesús Roberto Chávez uno de los pocos que decidió detenerse a externar la situación que priva al interior del conjunto.

"Más que nada fueron indicaciones para el tema de las vacaciones y ya en el transcurso de este periodo de vacaciones le van a ir avisando a los que entren en planes y todo el proyecto que están viendo, ahora fue más que nada para eso, para romper filas, igual el presidente dio unas palabras de agradecimiento para todo el plantel".

El espigado jugador reconoció que esta es una de las épocas de mayor incertidumbre para los que viven del futbol profesional, donde sólo resta ser pacientes y esperar noticias, a sabiendas de que no por el hecho de pertenecer a la organización, como es su caso, tienen ya un sitio asegurado.

"Para todos porque la mayoría terminamos contratos, nada más esperar a ver qué planes hay para el equipo y para cada uno de nosotros. Pertenezco al club, pero no hay nada escrito tampoco, ya no depende totalmente de mí, depende también de los dueños, del entrenador que vaya a estar, si es Rubén, depende de Rubén a ver si entramos en planes o no, la verdad me gustaría quedarme porque tengo una revancha con el equipo, con la gente y nada más, esperar a ver qué planes hay".

Reconoció que pese al buen cierre que tuvo el equipo con dos victorias a la hebra, que le permitió cosechar cifras mucho más decorosas, ello no borra todo lo que para ellos fue la temporada, conscientes de que se quedó a deber y que de eso depende en mucho lo que será su destino en la organización.

"Terminamos bien pero eso no limpia el mal torneo que tuvimos, debíamos terminar de esa manera también aquí con nuestra gente, pensando en el futuro del equipo, que son puntos que sirven para el siguiente año, igual somos conscientes que fue un mal torneo porque aspirábamos a otras cosas, en los dos últimos partidos demostramos que el equipo podía pelear por otras cosas, pero no alcanzó".

Este miércoles el alto mando sostendrá una nueva reunión para determinar los primeros ajustes, así como el futuro del técnico.