La Franja quiere borrar su mal inicio en Copa

El conjunto camotero viene de empatar 0 por 0 en liga con Santos, en espera de su duelo del martes en el Cuauhtémoc ante Correcaminos.

Los blanquiazules se preparan a tope pues buscan sumar su primera victoria del año
Los blanquiazules se preparan a tope pues buscan sumar su primera victoria del año (Edgar González)

PUEBLA

Ya de regreso en casa para ultimar detalles de cara a su segundo compromiso en Copa MX, el Puebla de La Franja continuó sus trabajos al interior del estadio Cuauhtémoc, sitio en el que la plantilla analiza lo sucedido ante el Santos Laguna, en espera de mostrar mejoras también en la justa donde se enfrentarán a los Correcaminos de la UAT.

Entre ellos, el juvenil delantero, Eduardo Arce, que tras ver acción como suplente en el choque que los Camoteros empataron sin dianas el pasado viernes ante los laguneros, confía que en breve las cosas cambien, sobre todo para así corroborar los minutos que el estratega en turno, Rubén Omar Romano, le ha brindado en ambos torneos.

"Hay que aprovechar el ritmo y los minutos, debo demostrar que puedo tener un lugar en el once inicial y eso será con trabajo. No puede volver a suceder, no podemos repetir esa imagen mala que exhibimos (frente a Correcaminos), tenemos que ganar de local".

Resaltó que si bien en Liga no han sido capaces de sumar de a tres, para ellos es importante el no haber perdido ninguno de sus compromisos, donde el orden defensivo mostrado, es un primer paso del que se partirá para alcanzar el resto, por lo que habrá que hacer lo propio el martes entrante.

Para lograr su cometido, la escuadra blanquiazul sostuvo partido interescuadras con su filial en categoría Sub 20, lo que sirvió a Romano y compañía para definir la formación a emplear, con el compromiso de entregar buenas cuentas, luego de la petición hecha por la directiva angelopolitana que encabeza su presidente, Jesús López Chargoy.

Con relación al parte médico de los delanteros, Matías Alustiza y Juan Carlos Cacho, ambos elementos trabajaron por separado con la intención de recuperarlos lo antes posible, motivo por el que se mantendrán bajo supervisión del cuerpo técnico con trabajos de trote y recuperación.