La Franja vence a Venados de Mérida y avanza a semifinales en Copa MX

Dianas de Cuauhtémoc Blanco y Hérculez Gómez fueron suficientes para remontar el marcador por 2 a 1 con lo que los Camoteros clasifican en espera ahora de su próximo riva

Hérculez Gómez, delantero de Puebla
Hérculez Gómez, delantero de Puebla

De la mano del ahora candidato, Cuauhtémoc Blanco, así como del México-Norteamericano, Hérculez Gómez, el Puebla de La Franja logró avanzar a las semifinales de la Copa MX donde espera rival, al vencer la tarde de martes a los Venados del Mérida por 2 goles a 1 en el duelo que tuvo lugar en la cancha de Ciudad Universitaria.
Encuentro en el que los Camoteros debieron remar contra la corriente, luego de que al minuto 4, en un tiro de esquina por derecha, Mérida marcó el primero a través de Alan Omar Mendoza, que aprovechó las facilidades en la zaga para meter testarazo que se fue al fondo con el 0-1 para los yucatecos.
Situación que tomó por sorpresa a los dirigidos por José Guadalupe “El Profe” Cruz, que poco a poco lograron equilibrar la balanza hasta manifestarlo en el marcador, gracias a la diana que Cuauhtémoc Blanco mandó con la testa a la zona tejida, luego de verse favorecido por el rebote del esférico al cañonazo que Gerardo Espinosa puso en el larguero, lo que se tradujo en el 1 por 1 cuando el cronómetro marcó el 17 de acción.
A partir de dicho instante, Puebla se vio mejor en sus embates sobre el marco contrario, cuestión que para su mala fortuna no se tradujo en un mayor número de dianas, donde los arribos de Hérculez serían tan sólo un aviso de lo que en la parte complementaria habría de llegar para su causa.
Luego de una serie de ajustes por parte de ambos conjuntos, en la seguna mitad, Puebla salió decidido a finiquitar la aduana, dejando par de avisos al equipo contrario, como el que al 61, realizó Alfonso Tamay con disparo en el área tras arribo a velocidad, sin embargo su trallazo salió muy por encima del travesaño.
Cuando corría el minuto 63, un balón filtrado a Hérculez Gómez culminó con el ingreso al área del seleccionado nacional estadounidense, que sin piedad, definió ante la salida del portero, Odín Patiño, para celebrar con todo el 2 a 1 y por ende el boleto a la antesala a la disputa por el título.
Pese a sus esfuerzos, Mérida nunca representó un peligro real para los blanquiazules, los que cerca estuvieron del tercero con arribos de Tamay y Hérculez que no fructificaron, cerrando así el marcador con el 2 por 1 que pone de nueva cuenta al Puebla en una semifinal, a la espera de lo que suceda en la aduana entre Xolos y Chiapas de este miércoles para confirmar rival al que recibirá de nuevo en la Angelópolis la próxima semana.